La banda The Rasmus deslumbra en la Ciudad de México

Compartir:

La potencia de la música finlandesa de The Rasmus deslumbró el Pabellón Cuervo de la Ciudad de México, donde miles de fieles fanáticos pudieron disfrutar la mayoría de los éxitos musicales de la banda, que se encuentra ya celebrando la víspera de su vigésimo quinto aniversario.

Para muchos asistentes hoy fue un día muy especial, puesto que una de las bandas más emblemáticas del rock alternativo y gótico se presentaría nuevamente en la Ciudad de México en vísperas del festejo de un aniversario más.


Ahora los hijos de sus admiradores asistieron al show, se podían ver niños de cinco a diez años acompañados de sus padres, “los conozco desde hace casi veinte años o más, su música ha estado siempre en mi vida, y ahora tengo una hija de cinco años y la traje conmigo para recordar bellos momentos”, dijo Natasha Higuera, una de las asistentes.

La espera para ver a la banda en el escenario fue eterna para otros fanáticos, quienes se postraron en las afueras del recinto esperando a que les abrieran las puertas, para ser de los primeros en entrar y poder estar cerca del escenario.

La banda saltó al escenario a las 8:30 de la noche. “Hola México”, dijo el vocalista Lauri Ylönen antes de cantar el primer tema de la noche “First day of my life”, “México un gusto de verlos de nuevo ¿se sienten culpables?”, pregunto el vocalista para así dar inicio a “Guilty”.

Con una producción escénica que consistió en una gran lona detrás del escenario con el nombre del grupo, más un conjunto de barras de luz que iluminaban el lugar de diferentes colores, ayudaron a la agrupación para ofrecer una noche mágica al público presente.

“Es bueno haber regresado”, mencionó Lauri antes de continuar con grandes éxitos de su trayectoria musical como “No fear”, “Time to burn”, “Immortal”, “Justify” y “Holy grail”, entre otros, con los que hizo cantar de inicio a fin a toda la audiencia, además por doquier se escuchaban gritos eufóricos y ensordecedores, especialmente por parte de las mujeres.

La banda, integrada por Lauri Ylönen en la voz, Pauli Rantasalmi en la guitarra, Eero Heinonen en el bajo y Aki Hakala en la batería, estuvo todo el tiempo interactuando de manera muy carismática con el público, especialmente lo hizo el vocalista, que al término de cada canción decía alguna frase de agradecimiento.

La velada continuó con algunos temas acústicos como “Not like the other girls”, “Still standing”, al final Lauri preguntó: “¿alguna canción que quieran escuchar?”, con lo que hizo gritar a sus miles de fans distintos nombres de canciones.

“¿Quieren escucharnos cantar en filandés?”, a lo que al unísono se escuchó un “sí” por parte de la audiencia, dando paso al tema “Rakkauslaulu”.

“Estar con ustedes es como estar en casa”, dijo el vocalista al término del intermedio acústico, continuando con “Funeral song”, “F-F-F-Falling” y “In my life”, “Ustedes son muy ruidosos, me gusta, esto es increíble”, dijo Lauri antes de cantar dos sus más grandes y emblemáticos éxitos, “Livin’ in a world without you” y “In the shadows”.

“Esta noche ha sido perfecta, espero verlos el siguiente año, muchas gracias”, se despidió el vocalista, antes de que toda la banda saliera del escenario, “The Rasmus, The Rasmus”, gritaba el público, dando paso al encore, en donde Eero cantó “Feliz Navidad” en español, mientras que el resto de sus compañeros se posicionaban en el escenario para cantar “Wonderman Sail” y cerrar con “Sail away”.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...