‘Juguetes bajo la tierra’, una realidad tangible y dolorosa

Esta obra se estrena este viernes en el teatro y expone bajo el esquema de 5 textos cortos entrelazados el caso de los feminicidios… que tan sonados son y tan poca atención tienen

Compartir:

La obra teatral ‘Juguetes Bajo la Tierra’ expone  una verdad escondida, velada y oculta: Las mujeres violentadas, asesinadas, humilladas, minimizadas, y tristemente olvidadas por una sociedad indiferente.

Apoyados de una aleación de realidad y ficción se intenta entrar a lo más profundo de los  actores principales de estas historias: La  mujer, el asesino, la familia, la autoridad y la sociedad  misma que lucha en favor de ellas y les pide perdón por convertirlas en una situación común y corriente que a veces pasa inadvertida.

Esta puesta en escena expone, bajo el esquema de 5 textos cortos entrelazados, una realidad tangible y dolorosa para nuestro país, los feminicidios, que tan sonados son y tan poca atención tienen.

A OSCURAS

Tres mujeres secuestradas nos muestran su desesperación, confusión y hasta su resignación, para dejarnos claro que el estar ahí, a punto de morir, es por la sencilla razón de ser mujeres y haber tenido la poca fortuna de nacer en esta tierra.

MÓNICA

Un fuerte discurso interno de una mujer que cuestiona su futura muerte, a Dios, al hombre, la sociedad, a su verdugo, pero jamás su fe, esa quedará intacta hasta el final, lo que permite un empoderamiento ante su asesino justo antes de morir.

ALDANA

El detective Aldana es el reflejo de una autoridad incompetente y de soberbia, que lejos de resolver y dar soluciones, se burla de forma deliberada del dolor de los más humildes, de aquellos que desesperados por perder a los suyos, depositan sus esperanzas en él. Aldana es despreciable, incómodo y sarcástico, con una inteligencia privilegiada que utiliza para lastimar a quien le solicita ayuda.

JULIA

Es un transexual que vive no una doble sino triple vida; ella oculta con su pequeño trabajo como mesera e imitadora de un bar su verdadero eje de vida, el tráfico de órganos, con la intención de sacar a su hermana menor adelante, pero un mismo evento desafortunado para él, provoca un desencuentro donde Marcela, su hermana, reclama la incongruencia al querer ser mujer y ser parte de quienes las destruyen.

EL PERDÓN

La historia final, un hombre que va a la morgue a reconocer el cuerpo de su hermana, y entra en catarsis ante el cuerpo de una pequeña que intenta reconocer.

Pide perdón como sociedad y reclama a la misma el permitir que esto siga sucediendo, representa el dolor de la familia de los involucrados y de una sociedad misma que se queja, pero no rompe esquemas.

Al final de este discurso, sabemos que el cuerpo no pertenece a su familia y que es uno de tantos que se han encontrado y que seguirán apareciendo.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...