Jennifer Lopez derrocha energía y sensualidad durante show en Las Vegas

La cantante sorprende a través de complejas coreografías y buen humor ante el público

Compartir:

La cantante estadunidense Jennifer López derrochó energía y sensualidad durante el espectacular “show” All I Have que, como parte de su residencia, ofreció en The AXIS del Planet Hollywood Resort and Casino.

Ante unas cuatro mil personas, la llamada “Diva del Bronx” hizo un recorrido por sus casi dos décadas de carrera musical al dividir su espectáculo en cinco actos que, a sus 48 años, la hicieron lucir en su máximo esplendor.

Al inicio lució elegante y glamourosa. Después, al mostrar un “look” desenfadado, recordó su adolescencia en Bronx, Nueva York, y más tarde fascinó al estilo burlesco. En el momento de baladas lució a lo alto simulando portar un vestido blanco de larga cola. Bailó funk y rindió homenaje a sus orígenes latinos.

Acompañada de cinco músicos, tres coristas y 14 bailarines, durante casi dos horas, JLo interpretó unos 22 temas de su repertorio. Algunos fueron “covers” de Elvis Presley, Lee Ann Womack, Aretha Franklin, Dean Martin y de la gran Celia Cruz a través de los éxitos “Quimbara” y “Bemba colorá”.

“If you had my love” fue la primera canción. Le siguieron “Love don’t cost a thing”, “Got a lot o livin’ to do” y “Get right”. Por lo menos, fueron uno ochos cambios de vestuario los que lució la artista durante el concierto.

Jennifer se dio tiempo para observar al público y dedicó varios minutos para platicar. Les decía que había una nueva chica en la “Ciudad del Pecado”, habló de las presentaciones que lleva acumuladas en el recinto, de su labor en la filantropía y preguntó a la gente de qué países provenían.

Así, un grupo de mexicanos se hizo notar al grito de “¡México, México!” y ella los distinguió con emoción.

Cuando interpretó “I hope you dance”, mediante una imagen proyectada detrás del escenario, recordó a Max y Emme, los hijos que tiene con Marc Anthony. Fue el momento en que se le observó sobre una plataforma con una larga cola de su vestido como si estuviera sobre el mar.

Su energía y vitalidad se manifestaron a través de “Ain’t It Funny”, “Very special”, “Respect”, “Ain’t your mama”, “All I Have” y “Hold it don’t drop it”, mientras destacan varios cuadros escenográficos que a la vista lucieron como un gran espectáculo teatral.

Sobre un escenario con pasarela, se hizo la recreación de una estación de tren, o ella montada sobre una luna brillante, pero también dentro de gigantes tambores con efectos de hologramas, fuego y luces multicolores.

Parecía que no hallaba cansancio al mostrar sus dotes como bailarina mientras se alborotaba su larga cabellera en complejas coreografías. Lo mismo saltaba que se contoneaba luciendo su escultural figura.

Incluso, desbordó erotismo sobre un diván y al final de su rutina, la ovación fue estruendosa.

Jennifer Lopez se despidió con “Waiting for Tonight”, “Dance again” y su gran éxito “On the floor”.

La residencia de conciertos de la cantante en The AXIS de Las Vegas inició en enero de 2016 y se prevé que termine en 2019. A la fecha, es el espectáculo con mayores ingresos superando el récord que ostentaba la estadunidense Britney Spears.

Como parte de la etapa siete del “show”, se presentará ocho días más de septiembre y finalizará el 8 de octubre para volver en febrero del próximo año. En esta temporada, la visita al evento forma parte del recorrido que hace LasVegas.com a los turistas que visitan la ciudad.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...