Turno de Citibanamex; de 0.2 por ciento su proyección de crecimiento

Compartir:

Citibanamex redujo, de nuevo, su expectativa de crecimiento de la economía mexicana, este año, de 0.9 a 0.2 por ciento, mientras que para 2020 pasó de 1.5 a 1.2 por ciento.
La institución financiera expuso, en un análisis de su Dirección de Estudios Económicos, que el avance de la economía se estancó en la primera mitad de 2019, toda vez que prevé que en el segundo trimestre haya registrado una contracción de 0.1 por ciento.
“Después de una caída en el Producto Interno Bruto de 0.2 por ciento trimestral en el primer trimestre, el rebote que esperábamos ver en el segundo trimestre nunca se materializó”, refirió.
Y es que, abundó, el empleo formal aumentó apenas en 289 mil empleos durante la primera mitad del año, lo que implica el peor desempeño del indicador desde la crisis de 2008-2009, cuando la creación neta de empleos fue negativa.
Además, la inversión se contrajo en 2.1 por ciento anual en el periodo enero-abril de 2019 y los “espíritus animales” continúan debilitándose, de acuerdo con la más reciente encuesta mensual a empresas publicada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).
Citibanamex señala que la caída en la producción industrial en mayo, de 2.1 por ciento mensual, fue, particularmente, extraordinaria, dado que representó la baja mensual más pronunciada desde enero de 2009 y se observó de forma generalizada a nivel sectorial
Mientras, los incrementos salariales en términos reales a lo largo del año y el todavía robusto crecimiento de las exportaciones manufactureras son de las pocas noticias económicas positivas durante el primer semestre del año.
Sin embargo, detalló, tales indicadores parecerían enfrentar riesgos en la segunda mitad del año, dado que las perspectivas para el empleo continúan debilitándose y la desaceleración en el sector manufacturero de Estados Unidos se hace más evidente.
“Parecería que el débil crecimiento está aquí para quedarse. Apenas el mes pasado argumentamos que las perspectivas para el crecimiento de la economía mexicana han venido disminuyendo, especialmente en los últimos seis meses, resultado de una elevada incertidumbre por fuentes tanto globales como internas”, acotó.
Además, la institución financiera expuso que el objetivo del gobierno federal de alcanzar un superávit fiscal primario de 1.0 por ciento del PIB en 2019 se torna un círculo vicioso.
Y es que, advirtió, los esfuerzos de consolidación fiscal, que ya eran por sí mismos ambiciosos, implican una política altamente procíclica, lo que refuerza las preocupaciones sobre las perspectivas para el crecimiento económico.
“En el mediano plazo no podemos descartar dinámicas de deuda perversas”, concluyó.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...