Transparencia y rendición de cuentas, vital en la recuperación tras desastre: OCDE

Charles Baubion, consideró que la seguridad social debe ser parte de la infraestructura crítica en la atención de un desastre como lo es la energía, agua, transporte y las telecomunicaciones

Compartir:

La transparencia y rendición de cuenta son indispensables para asegurar una recuperación robusta después de desastres naturales, como los sismos que sacudieron a México en septiembre pasado, aseguró la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

El analista de Gestión de Riesgos, Directorado de Gobernanza Pública y Desarrollo Territorial de la OCDE, Charles Baubion, consideró que la seguridad social debe ser parte de la infraestructura crítica en la atención de un desastre como lo es la energía, agua, transporte y las telecomunicaciones.

Durante la V Asamblea General Extraordinaria de la Conferencia Interamericana de Seguridad Social, dijo que un tema fundamental en el proceso de recuperación y reconstrucción luego de un desastre es que haya un gasto eficaz.

“Aquí la transparencia y rendición de cuentas son importantes. Cómo nos aseguramos que los sistemas de seguridad social son la prioridad suponiendo que tiene esa expectativa de recuperación robusta, la transparencia, la apertura son clave para trabajar”, apuntó.

Consideró que en este proceso de recuperación o reconstrucción se debe incluir a la gente para que elija lo que quiere, pero también para que contribuya.

En ocasiones, indicó, se genera tensión entre hacer una construcción rápida y una planeación sustentable, por lo que las autoridades deben encontrar la forma de resolver esta relación.

El coordinador y Punto Focal para Haití de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Adrien Randolph Gilbert, expresó que en el continente es necesario un enfoque de reducción de riesgos y no de gestión de las emergencias.

Al resaltar la importancia de incluir a la seguridad social en una situación de emergencia, subrayó que esa gestión de riesgos debe hacerse hacia dentro de las instituciones de seguridad social, además de establecer prioridades y un plan de actuación.

Por otra parte, manifestó su preocupación porque en la última década se ha observado una tendencia creciente de desastres naturales, donde América fue una de las regiones con más incidencias, aunque el número de víctimas varía entre países de acuerdo con sus políticas de atención de desastres.

“La cuantía de daños y pérdidas económicas, así como su gravedad va en aumento, es una preocupación grande y eso se debe fundamentalmente, no tanto al incremento en el número de eventos, de desastres, sino al mayor número de ciudades y la cada vez mayor cantidad de infraestructura construida”, apuntó.

Reconoció que los sistemas de seguridad social no cuentan con capacidades, protocolos, herramientas para resolver de forma integral estos retos. Sin embargo, estos sistemas deben hacerse cargo de reducir riesgos.

Los institutos de seguridad social deben mejorar los protocolos de atención de desastres, así como las prácticas y políticas de prevención.

El especialista de Protección Social de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Helmut Schwarzer, comentó que las crisis por desastres representan una oportunidad para construir o atender pendientes de seguridad social.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...