Inicia precio diario de gasolina

Ligeramente a la baja: Magna, 15.97 pesos por litro; Premium, $17.77, y Diésel, $17.03

Compartir:

A partir de este sábado 18 de febrero, los precios de la gasolina y el diesel comenzarán su variación diaria e inician este proceso con una ligera baja de los precios máximos promedio del país, informó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

La dependencia detalló que los precios máximos vigentes el 18 de febrero disminuirán dos centavos por litro, con lo que la gasolina Magna será de 15.97 pesos por litro, el de la gasolina Premium de 17.77 pesos y del diésel de 17.03 pesos.

“Las medidas de austeridad y el uso de los ingresos excedentes de gobierno federal que pudieran generarse por el mayor tipo de cambio y precio del petróleo con respecto a lo presupuestado para 2017, es lo que permite tener movimientos más graduales de los precios máximos de los combustibles de una manera fiscalmente responsable”, explicó.

Detalló que los precios máximos para los días sábados también estarán vigentes el siguiente domingo y lunes, por lo que la siguiente actualización se hará para los precios del martes 21 de febrero, detalló en un comunicado.

De esta manera, se cumple con lo establecido en el calendario que fue anunciado por la Secretaría de Hacienda el 27 de diciembre pasado, que estableció que los precios máximos de los combustibles se determinarán de manera diaria a partir del 18 de febrero.

El precio máximo aplicable para cada una de las regiones del país será publicado la tarde previa en la página electrónica de la Comisión Reguladora de Energía (www.gob.mx/cre).

Los precios máximos reflejarán el movimiento en los precios diarios de las referencias internacionales, pero “en todo momento, el gobierno federal buscará mitigar las fluctuaciones excesivas. Los márgenes de comercialización de las estaciones de servicio no tendrán modificaciones”, afirmó.

 

CORRECTA, DECISIÓN DE MÉXICO AL ELIMINAR SUBSIDIOS A LAS GASOLINAS: ECONOMISTA DE FORBES

Fue absolutamente correcta la decisión que tomó el gobierno mexicano, de eliminar el subsidio a los precios de la gasolina y el diésel, pues a la larga beneficiará a la población.

De acuerdo con un artículo de Tim Worstall, publicado en Forbes, si bien México vive el disgusto de los consumidores tras los ajustes, el gobierno está en lo correcto, pues las cosas se deben vender a un precio justo, de acuerdo con lo que cuesta producirlas.

El experto en temas económicos resaltó que es posible que haya personas que no puedan pagar precios más altos, “y la solución a eso es muy sencilla: subsidiar a la gente pobre, no al producto en cuestión”.

En lugar de ofrecer gasolina barata para todos los mexicanos con costo a las arcas del Estado, dijo, “es mejor hacer que los que puedan pagar, que lo paguen”, y así los pobres podrán tener una parte del dinero que se ahorre, mediante programas sociales.

“Esto es exactamente lo que hizo Irán cuando comenzó a desmantelar su propio sistema de subsidio de gasolina y le ha funcionado bastante bien. Le cuesta al gobierno muchísimo menos aliviar la pobreza”, destacó Worstall.

“Considerándolo todo, aumentar los precios de la gasolina y diésel en México es algo de verdad muy sensato”, y aunque habrá a quienes no les guste, sigue siendo una medida correcta, consideró.

El experto explicó que básicamente, lo que ocurrió en México es lo que ha sucedido en muchos países productores de petróleo como Irán, Arabia Saudita y Venezuela.

Todos ellos, dijo, han vendido a sus poblaciones la gasolina y diésel a precios por debajo del costo de oportunidad. A veces por encima del costo de producción, pero por debajo del costo de oportunidad, indicó.

“Lo que ha sucedido en los países ricos en petróleo es que simplemente lo han visto como un líquido negro que sale del suelo prácticamente gratis”. México cayó en esta trampa, pero también está saliendo de ella, opinó.

Worstall sostuvo además que al hacer que la refinación y distribución de la gasolina en México dejen de ser un negocio que pierde dinero, “nos encontraremos con que el sistema atrae inversión, se mejora y se hace más fiable”.

Asimismo, abundó, menos subsidio llevará a menos consumo. “De esta manera, Pemex y el gobierno podrán exportar más crudo, en lugar de tener que abastecer gasolina dentro de México. Eso significa obtener más dinero de los extranjeros”.

Esta medida también, curiosamente, es una de las más efectivas para ganarle al cambio climático, según la Autoridad Internacional de Energía, expuso Worstall en el artículo publicado en la revista estadounidense Forbes.

“Pero antes de eso, deberíamos detener los subsidios al uso de petróleo y gas natural que cada año promedian 500 mil millones de dólares. Casi todo eso es en los países petroleros y en desarrollo”, aseveró el experto.

 

LIBERALIZACIÓN DE PRECIOS DE GASOLINAS DETONARÁ INVERSIONES: COMISIÓN REGULADORA DE ENERGÍA

El presidente de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), Guillermo García Alcocer, señaló que el ajuste en el precio de las gasolinas es un factor necesario para detonar las inversiones en el sector en México, cuyos proyectos para ductos terminales ya están en fase final de planeación.

Al aclarar que el ajuste dependerá de las condiciones del mercado, explicó que con un precio que reconoce ya esas condiciones y más aún con un precio liberalizado el 30 de marzo (en Sonora y Baja California), los empresarios tendrán los incentivos para empezar a importar, competir y a buscar alternativas en beneficio del consumidor.

De acuerdo con el comisionado presidente, esas señales son las que estaba esperando la industria para arrancar con los procesos de construcción en proyectos relacionados al sector gasolinero.

Refirió que según la Secretaría de Energía (Sener), hay más de 400 permisos otorgados para la importación de gasolinas, lo cual es un muy buen indicador de que hay empresarios con interés de realizar la actividad.

“Con o sin Reforma Energética por un tema de finanzas públicas, el precio tenía que ajustarse, debido al alza en el precio del petróleo en el mundo y por el tipo de cambio. En febrero se hace un ajuste que corresponde a las condiciones que observa en el mercado”, precisó.

García Alcocer apuntó que hacia adelante de la liberalización de los mercados, como en Sonora y Baja California a partir del 30 de marzo, habrá precios determinados por la oferta y la demanda.

Por ejemplo, expuso, en mercados liberalizados los precios se mueven significativamente, ya que puede haber una diferencia de un dólar por galón en una temporada a otra, pero esto depende de la oferta y la demanda.

Es decir, “los precios van empezar a fluctuar no sólo para arriba, también para abajo”, argumentó.

De hecho, consideró como ventaja para México estar junto al centro refinador más grande del mundo, Estados Unidos, donde hay excedentes de producción debido a que hay un gran volumen de petróleo que necesite una salida y una alternativa es procesarla en gasolina.

El presidente de la CRE afirmó que el año pasado se dieron permisos para 637 gasolineras nuevas, que implican cada una un millón de dólares de inversión, aun cuando no se tenía todo el rompecabezas armado de la liberalización.

“Lo que prevemos es que los próximos tres años se pueda a estar dando esta inversión, los proyectos más grandes relacionados a ductos y almacenamiento están corriendo en sus fases finales de planeación para empezar la construcción”, agregó.

BAJAN DOS CENTAVOS LAS GASOLINAS

Magna $15.97*

Premium    $17.77*

Diésel  $17.03*

*Precio promedio

 

Compartir: