Pemex moderniza su campo petrolero Cantarell

Compartir:

Instalado hace 38 años en la inmensidad del Golfo de México, se mantiene vivo el campo petrolero Cantarell, considerado el más grande de nuestro país y segundo en el mundo.

La reforma energética de México ha permitido a Pemex extender la vida útil del yacimiento Cantarell con alta tecnología limpia, que obtiene de su asociación con empresas privadas como la alemana Siemens.

Pemex abrió la puerta a diferentes soluciones y nuevas tecnologías para la extracción de petróleo en campos que están en su etapa de declive, con el objetivo de aumentar su producción a dos millones 196 mil barriles de crudo diarios en 2021.

El campo Cantarell, ubicado a 85 kilómetros de Ciudad del Carmen. Campeche, es el mayor campo petrolero de México con 190 pozos y es considerado uno de los más importantes del mundo, superado solamente por Ghawar, en Arabia Saudita.

Sin embargo, hoy en día se considera un campo maduro o en declive, es decir, que está disminuyendo y requiere energía externa para mantener su capacidad de extraer petróleo.

En la actualidad, tiene una producción de 850 mil barriles por día, pero hace apenas 13 años, llegó a producir más de dos millones diariamente.

Para contrarrestar y alargar su vida, Pemex comenzó un proyecto de modernización a través del Programa Nacional de Infraestructura de 2013 a 2018, y aprobó 640 millones de pesos para exploración y producción, con un proyecto de modernización y optimización que inició en la plataforma de servicio de compresión de gas natural AKAL-G.

En esta plataforma, la empresa Siemens con su socio Nuvoil realizaron la primera instalación de compresión móvil en México en la denominada Agosto 12; una de las más complejas e innovadoras dentro de la industria de petróleo y gas.

Con esta tecnología se ha logrado una forma más eficiente de comprimir el gas natural para extraer petróleo, con beneficios a largo plazo y sin generar contaminación ambiental.

El campo Cantarell comenzó a operar su primer pozo de producción en 1979 y durante más de tres décadas generó dos tercios del petróleo de México. Desde su descubrimiento, ha contribuido con más de 13 mil 400 millones de dólares y alcanzó su pico de producción en 2005, cuando tuvo una producción de 2.33 millones de barriles diarios.

Compartir: