Mayor crecimiento, reto para la próxima administración: sector privado

Lo anterior es necesario porque la tasa de crecimiento sigue siendo baja para proveer un mayor beneficio a los hogares, acotó el organismo dirigido por Luis Foncerrada Pascal

Compartir:

Elevar el ritmo de crecimiento de la economía debe ser uno de los principales objetivos para los siguientes años, independientemente de qué partido gane las elecciones presidenciales del próximo 1 de julio, afirmó el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

Lo anterior es necesario porque la tasa de crecimiento sigue siendo baja para proveer un mayor beneficio a los hogares, acotó el organismo dirigido por Luis Foncerrada Pascal

De acuerdo con datos desestacionalizados, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) reportó un crecimiento de 2.3 por ciento durante el primer trimestre del año, pero “está por debajo del promedio de los últimos 24 años, que es de 2.5 por ciento”.

Para el organismo, la creación de nuevos puestos de trabajo formales y mejor remunerados es un factor que hace evidente la necesidad de hacer una mayor inversión productiva, a fin de estimular el acervo de capital y, con ello, la posibilidad de incrementar la oferta de empleos formales.

“Ésta es sin duda la mejor manera de reducir los niveles de pobreza y desigualdad” en el país, reiteró el CEESP, al insistir en que la inversión es el principal motor del crecimiento y, por tanto, los esfuerzos deberían concentrarse en su estímulo.

Cifras del Fondo Monetario Internacional (FMI) revelan que China creció a una tasa anual de 9.2 por ciento durante los últimos 17 años, como resultado de destinar una inversión equivalente a 42 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

Mientras que India creció 7.1 por ciento, con una inversión de 33 por ciento del PIB; Singapur avanzó 5.3 por ciento con 26.8 por ciento del PIB, y México creció 2.2 por ciento anual con 22 por ciento.

Ante ello, reiteró, es necesario en el país hacer una inversión equivalente a 25 por ciento del PIB, con la intención de lograr una tasa de avance de 4.0 por ciento cada año; y la inversión pública y privada es la mejor manera de estimular el avance de la actividad económica.

En su Análisis Económico Ejecutivo, refirió que la inversión pública tiene un papel muy importante en la economía, pues se refleja en las diferentes obras de infraestructura con mayor actividad productiva y contribuye a incrementar la competitividad de México.

Sin embargo, el CEESP apuntó que la inversión pública se ha descuidado y hoy representa 3.0 por ciento del PIB, uno de los porcentajes más bajos en los últimos 70 años, y acumuló ocho años consecutivos con variaciones negativas.

Señaló que si bien ese es uno de los retos de las autoridades, es aún más urgente tener un entorno de Estado de derecho, certeza jurídica y de derechos de propiedad. “Es fundamental asegurar que se respeten las reglas del juego, de otra manera la incertidumbre puede inhibir los flujos de inversión”, añadió.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...