Jóvenes se ven obligados a aceptar su primera oferta de trabajo: OIT

El sector de la construcción atrae a un alto número de trabajadores jóvenes en las regiones en desarrollo del mundo y tiene uno de los índices más elevados de lesiones y enfermedades profesionales

Compartir:

Los jóvenes se enfrentan actualmente a un mercado laboral contemporáneo complicado y en muchos casos se sienten obligados a aceptar la primera oferta de trabajo que se les presenta, sin sopesar si las condiciones entrañan riesgos para su salud y seguridad, señaló la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Consideró que esto es un problema, ya que los trabajadores jóvenes padecen lesiones y enfermedades laborales en muchísima mayor medida que sus pares adultos.


De acuerdo con Naciones Unidas hoy existen 541 millones de trabajadores jóvenes en el mundo, esto es, más del 15 por ciento de la población activa. Esta cifra comprende a estudiantes que trabajan en su tiempo libre, aprendices, pasantes, los que han completado o abandonado la enseñanza obligatoria, que trabajan en la empresa familiar, empleadores y los de por cuenta propia.

Expuso que alrededor de 374 millones de trabajadores en todo el mundo fueron víctima de lesiones laborales no mortales. La seguridad y salud en el trabajo es un derecho humano fundamental, pero hay otros elementos a tener en cuenta.

La OIT mencionó que el elevado índice de lesiones entre las personas jóvenes es particularmente preocupante, pues un accidente puede destruir una vida y las oportunidades profesionales, el potencial de ingresos y el bienestar general de toda una vida.

Se estima, agregó, que las prácticas deficientes en materia de salud y seguridad en el trabajo cuestan el cuatro por ciento del Producto Interno Bruto mundial anual, casi tres billones de dólares.

Estas estimaciones, dijo, se basan fundamentalmente en el costo económico para las empresas y los gobiernos, sin embargo, cuando un trabajador joven se lesiona se pierden años de productividad, además de la inversión en educación y formación.

Indicó que el sector de la construcción atrae a un alto número de trabajadores jóvenes en las regiones en desarrollo del mundo y tiene uno de los índices más elevados de lesiones y enfermedades profesionales.

En muchos países desarrollados, advirtió, es el sector con la mayor proporción de accidentes laborales entre trabajadores jóvenes, por lo que lograr la seguridad de la generación actual, es también invertir en el bienestar de las generaciones futuras y una inversión a todas luces conveniente para las empresas y la sociedad en su conjunto.

Para resolver este problema, señaló, es necesario hacer participar a los jóvenes, más y mejores datos, legislación y regulación, colaboración tripartita, integración en la enseñanza así como difusión y sensibilización.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...