InvestaBank, en orden y listo para retomar operaciones

Compartir:

InvestaBank, banco mexicano enfocado a atender a pequeñas y medianas empresas, aseguró que cumplió con todos los requerimientos exigidos por la autoridad financiera para retomar sus operaciones.

Lo anterior, luego de que prácticamente mantuvo suspendida su actividad desde finales del año pasado, a raíz de una investigación que vinculó a uno de sus principales socios con lavado de dinero.

El presidente del Consejo de Administración de InvestaBank, Enrique Vilatela, explicó que 2017 es un año de transición para la institución financiera, después de las dificultades que enfrentó desde octubre pasado, a pesar de lo cual, espera crecer su cartera de crédito de mil 800 millones a dos mil 500 millones de pesos.

En entrevista con Notimex, reconoció que, durante los primeros meses del año, Investabank incumplió con los requerimientos de liquidez exigidos por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), pero desde finales de marzo pasado “ya cumplíamos con todos los índices, el capital y el coeficiente de liquidez”.

Aseguró que esta situación no afectó la operación de compra del banco y la casa de bolsa de Deustche Bank, firmada en octubre pasado, antes de enfrentar sus complicaciones, y confió en que una vez superado este proceso, continúe el trámite para que las autoridades autoricen la adquisición y ésta quede concluida entre septiembre y octubre próximos.

“Estamos muy optimistas que vamos a tener ambas autorizaciones y por eso hablo que a finales de tercer trimestre, principios del cuarto, cuando tengamos definitivamente esas autorizaciones vamos entonces a finalizar la compra y a absorber al Deutsche Bank banco como la casa de bolsa”, manifestó.

A decir del directivo, su contraparte siempre mostró su confianza en InvestaBank, por lo que mantuvo la venta.

En la última parte de 2016 se dio a conocer una investigación del Departamento de Justicia de Estados Unidos hacia Carlos Djemal Nehmad, uno de los 38 socios de institución, quien posteriormente fue detenido acusado de fraude y lavado de dinero.

Vilatela puntualizó que después de la detención de Djemal, la autoridad mexicana le puso tres condiciones para mantener la operación en el país: salir limpios de las auditorías, que Carlos Djemal vendiera sus acciones y que se llevara a cabo una capitalización de 360 millones de pesos, lo cual ya se cumplió en su totalidad.

“Durante el primer trimestre del año, antes de que entrara la capitalización (en marzo pasado) nos vimos muy restringidos en liquidez y por lo tanto, en ese trimestre no cumplimos con el coeficiente de liquidez, si cumplimos con el índice de capitalización”, pero en la actualidad están en orden, aseguró.

El banco, indicó, está “semidetenido” porque el proceso va lento y todavía sigue en la parte de cumplimiento regulatorio, a fin de que la autoridad apruebe la capitalización y los niveles requeridos; una vez que se tenga esa autorización podrá reinstalar las líneas de crédito, sobre todo, del financiamiento de la banca de desarrollo que fueron detenidas hasta que cumplir formalmente con todo lo requerido.

“El tema ha sido lento, el otorgamiento de créditos que estamos haciendo es mínimo, lo cual refleja y se va a reflejar en los números del banco; lo importante es que ya estamos cumpliendo cabalmente con todos los requisitos y a raíz de este cumplimiento esperamos que la autoridad nos dé el visto bueno y podamos retomar la actividad cuanto antes”, apuntó.

La cartera crediticia que hoy tiene InvestaBank, refirió Vilatela, es de mil 800 millones de pesos, que es 500 millones de pesos inferior a la de octubre del año pasado.

Ello “refleja de que no se ha otorgado crédito y los que han vencido no se han podido retomar, pero ya hay una lista de créditos en espera de que podamos operarlos, para tener la autorización de las autoridades y se puedan reestablecer las líneas de fondeo”, afirmó.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...