Inauguran ‘macro-túnel’ en Acapulco

Héctor Astudillo Flores, dio el banderazo del arranque del funcionamiento del Macrotúnel, junto con el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Gerardo Ruiz Esparza

Compartir:

El Macrotúnel más largo de México, que entró en operación realiza su recorrido en unos cuatro minutos y mide 3.2 kilómetros, tendrá un costo para residentes de 30 pesos.

El gobernador del estado de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, dio el banderazo del arranque del funcionamiento del Macrotúnel, junto con el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Gerardo Ruiz Esparza, el cual permitirá conectar la Zona Dorada del puerto con Punta Diamante.

“Es el túnel más largo del país, tiene tres kilómetros 155 metros, se recorre en muy poco tiempo, atraviesa a Acapulco por esta gran montaña, tiene cosas muy modernas”, dijo en entrevista el mandatario estatal.

Astudillo Flores expresó su beneplácito por la conclusión de la primera etapa de esta obra, la cual estuvo parada mucho tiempo por diversos conflictos de gobiernos anteriores y que fue recuperada por la actual administración, dando solución y promoviendo alternativas que permitieron su consolidación.

Por su parte, el director general de la Comisión de Infraestructura Carretera y Aeroportuaria del Estado de Guerrero (Cicaeg), Javier Taja Ramírez, explicó que la obra del Macrotúnel se construyó en dos etapas; la primera que incluye el Distribuidor Vial Brisa Mar, Macrotúnel y el Distribuidor Vial Cayaco, con una inversión de 2 mil 138 millones de pesos.

La segunda etapa, indicó, será el Viaducto Elevado que comunicará al Distribuidor Vial Cayaco con el Viaducto Diamante y cuyo costo es de 850 millones de pesos.

Informó que adicionalmente se llevaron a cabo pagos por derecho de vía, administración y supervisión, con una inversión global de 3 mil 800 millones de pesos.

El Macrotúnel tiene una longitud de 3.2 kilómetros, cuenta con tres carriles, uno de ellos reversible dependiendo de las necesidades. Tiene tecnología a nivel mundial en sistemas de seguridad y operación, destacando un Centro de Control con 72 cámaras con sensores de movimiento y detección de operaciones distintas al flujo normal.

Asimismo, tiene operación totalmente automatizada de controles de temperatura y emisión de gases, para operar la dirección y velocidad del flujo de los 14 ventiladores instalados al interior del túnel.

Cuenta con control de iluminación, señalamiento vertical para la dirección del flujo, control de sistemas contra incendios, estación metereológicas, altoparlantes, estaciones de radio para emitir mensajes de emergencia y estaciones de auxilio SOS.

Adicionalmente, para dar mayores beneficios a los acapulqueños, se realizó la introducción de una línea de agua potable de 24 pulgadas, para conducir por gravedad el agua del proyecto Lomas de Chapultepec al anfiteatro de la ciudad, con lo que se elimina el bombeo y se genera un importante ahorro en materia de electricidad.

También se instaló una línea 10 pulgadas, que capta agua de las filtraciones del Túnel, con un aforo de 30 litros adicionales por segundo.

Compartir: