Economía mexicana enfrenta retos: sector privado

El organismo apunta que el entorno general ha llevado a la confianza empresarial y de los consumidores a niveles bajos, lo cual puede tener un efecto negativo en las decisiones de inversión y de consumo

Compartir:

El repunte de la inflación por el alza en el precio de las gasolinas y el incremento en la tasa de referencia son algunos de los retos de la economía mexicana, estimó el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

El organismo apunta que el entorno general ha llevado a la confianza empresarial y de los consumidores a niveles bajos, lo cual puede tener un efecto negativo en las decisiones de inversión y de consumo, lo que afectaría la evolución del mercado interno, que hasta ahora ha sido el principal motor del crecimiento.

“El ambiente en el que se desarrollan las empresas y los hogares es fundamental para fortalecer la estabilidad macroeconómica, estimular la inversión, el consumo y mejorar la posición de México como un país atractivo y seguro, con instituciones fuertes y capaces de hacer cumplir el Estado de derecho”, subraya.

Calificó de evidente que México resentirá una disminución en los flujos de capital provenientes de empresas estadounidenses ante las amenazas del presidente estadounidense Donald Trump,

En su publicación semanal “Análisis económico ejecutivo”, el organismo privado expone además que el nivel de corrupción en México puede ser una considerable desventaja respecto a sus principales socios comerciales.

Por ello, consideró necesario establecer de inmediato mecanismos e instrumentos para combatir la corrupción, así como la impunidad e inseguridad, factores que siempre van de la mano.

Afirma que instituciones fuertes, transparentes, pero sobre todo independientes, son esenciales para hacer cumplir las leyes y proteger el Estado de derecho, y trabajar en ello no implica distraerse de la tarea de cómo hacer frente a la política fiscal y comercial que tiene planeado instrumentar el gobierno estadounidense.

El organismo de investigación y análisis del sector privado sostuvo que cualquier país con un sólido Estado de derecho es destino ineludible para la inversión, nacional y extranjera.

Asimismo, refiere que el ajuste en el precio de las gasolinas al inicio del año propició que la inflación anual se elevara hasta 4.72 por ciento en enero pasado, porcentaje por arriba del rango establecido por el Banco de México (Banxico) de 3.0 por ciento, más/menos un punto porcentual, y el más alto desde septiembre del 2012.

Refiere que el significativo aumento de las expectativas inflacionarias y la preocupación de que se presenten efectos de segundo orden, llevó al Banxico a tomar la decisión de incrementar en 50 puntos base su tasa de interés de referencia para ubicarla en 6.25 por ciento, aun cuando la Reserva Federal mantuvo la suya sin cambio en su reunión de la semana pasada.

El CEESP destaca que la tasa de interés juega un papel importante, toda vez que contribuye para que la balanza de pagos esté lo más equilibrada posible.

Sin embargo, añade, esta medida tiene sus costos: el aumento de las tasas de interés, si bien beneficia a la cuenta financiera de la balanza de pagos, su incidencia negativa en el consumo puede llevar a un debilitamiento del ritmo de crecimiento de la actividad económica.

Compartir: