Agro contribuye con 21.5 por ciento a economía guatemalteca

La empresarial Cámara del Agro, con base en un estudio encargado a una institución especializada en investigaciones económicas, determinó que un buen desempeño de las actividades del campo es relevante para el crecimiento económico del país

Compartir:

Una medición de la huella económica completa del agro en Guatemala ratificó que este sector es fundamental para la generación de empleos y el desarrollo económico del país, ya que contribuye con el 21.5 por ciento a la economía nacional, reveló una investigación.

La empresarial Cámara del Agro, con base en un estudio encargado a una institución especializada en investigaciones económicas, determinó que un buen desempeño de las actividades del campo es relevante para el crecimiento económico del país.

Datos del central Banco de Guatemala mostraron que este país, la mayor economía centroamericana, cuenta con 64 industrias o sectores productivos, de las que al menos 27 son impactadas por el agro.

El valor agregado de las actividades del agro se distribuye entre tres grandes rubros, como son el excedente agrícola, los salarios y los ingresos mixtos que equivalen al autoempleo.

De esta manera, “la huella económica completa” del agro es de unos 119 mil millones de quetzales (unos 16.4 mil millones de dólares) que equivale al 21.5 por ciento de la economía nacional, estimó el estudio.

Resaltó que las actividades del campo tienen una relación muy estrecha con la industria de transformación de alimentos y bebidas, ya que la mitad de lo que produce el agro se vende a la industria alimenticia.

En 2017, la industria de alimentos y bebidas de Guatemala representó el 50 por ciento de las ventas del sector agro, unos 36 mil millones de quetzales (4.9 mil millones de dólares) anuales.

La investigación concluyó también que 59 de cada 100 quetzales que circulan en el país son resultado de impactos económicos generados por ambos sectores, agro y alimentos.

Ambos rubros productivos representan un amplio valor agregado de la huella económica, así como el potencial que tienen para el crecimiento económico y la generación de empleo, ya que mantuvieron una tendencia de crecimiento en los últimos 10 años.

El economista Paulo de León, quien dirigió la investigación sobre el impacto económico del agro, señaló que el análisis por departamentos “evidenció que el agro es básico para desarrollar el país”, y en especial para impulsar la zona rural.

En 17 del total de 22 departamentos del país (17 millones de habitantes) “el agro genera más del 50 por ciento de la actividad económica. Si se genera una política pro productividad, el impacto en el área rural puede ser enorme”, aseveró el especialista.

El presidente de la Cámara del Agro, Nils Leporowski, dijo que los resultados de la investigación se presentaron al gobierno y a representantes de la comunidad internacional.

El propósito de compartir la información económica del campo es llamar la atención sobre el potencial de crecimiento del sector “si se toman las decisiones de política pública urgentes para la facilitación y mejora del clima de negocios”.

Con base en los resultados del estudio, la Cámara del Agro pidió al gobierno definir una política monetaria pro crecimiento y producción, modernizar la política laboral y salarial y declarar de urgencia nacional la creación de infraestructura para el área rural.

Según datos oficiales, la pobreza afecta a 59 por ciento de la población rural y más de 23 por ciento vive en condiciones de pobreza extrema, que golpea sobre todo a los indígenas que viven del campo.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...