Se suma CDMX a campaña “Eliminemos la hepatitis”

Armando Ahued, secretario capitalino de Salud, explicó que esta estrategia tiene como propósito que 90 por ciento de los casos de Hepatitis B y C, en 2030, se puedan detectar de manera oportuna y reciban tratamiento

Compartir:

Con motivo del Día Mundial contra la Hepatitis, el Gobierno de la Ciudad de México, a través de la Secretaría de Salud (Sedesa), se sumó a la estrategia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) “Eliminemos las Hepatitis”.

En un comunicado, Armando Ahued, secretario capitalino de Salud, explicó que esta estrategia tiene como propósito que 90 por ciento de los casos de Hepatitis B y C, en 2030, se puedan detectar de manera oportuna y reciban tratamiento.

En la delegación Venustiano Carranza, el funcionario encabezó la Feria por la Prevención de Infecciones de Trasmisión y Hepatitis, dirigida a los jóvenes para evitar riesgos relacionados con las hepatitis virales y el contagio de otras infecciones por contacto sexual, como el VIH, Sífilis y Papiloma.

Durante el encuentro con los jóvenes patinadores, autoridades de la delegación Venustiano Carranza e invitados especiales, indicó que las hepatitis virales son un problema de salud pública en el mundo, pues se estima hay 325 millones infectados y un millón 340 mil murieron en 2015.

Agregó que en México fallecieron mil 133 en 2015, 170 en la Ciudad de México, además de que la capital, en 2016, registró mil 022 casos nuevos, 55 por ciento por virus tipo A.

Ante este contexto, destacó, el Gobierno de la Ciudad de México ha redoblado esfuerzos de atención hacia este sector, a través de consultas en su red hospitalaria, campañas de prevención y de vacunación, más de 399 mil 858 dosis aplicadas entre 2016 y 2017, 88 por ciento contra la hepatitis B y 12 para la A.

Entre otras acciones, el trabajo conjunto con diversas instituciones, como la Fundación Mexicana para la Salud Hepática, que apoyó en la capacitación de 279 personas, entre médicos, enfermeras y psicólogos de los programas de Enfermedades Crónicas Degenerativas y de Salud Escolar.

El titular de Salud explicó que las hepatitis A y E son provocadas por la ingesta de agua o alimentos contaminados; las B, C y D, se adquieren a través de relaciones sexuales, así como por transfusión de sangre o el uso de equipo invasivo.

Comentó que hay vacunas seguras y eficaces para las hepatitis A y B, y en el caso de la C, ya existe tratamiento farmacológico efectivo, pero cuesta un millón de pesos, por lo que la apuesta de la Sedesa es la prevención e insistir en el uso de los preservativos.

Abundó que quienes tienen las hepatitis crónicas, como ocurre con la B o C, no están conscientes de que son portadores y pueden transmitirlas.

Recomendó no consumir alimentos preparados sin higiene, no realizarse tatuajes o perforaciones en lugares inseguros, los cuales deben tener el permiso de la Secretaría de Salud y los tatuadores, una acreditación de que han sido capacitados.

Además, ver la higiene de las jeringas y equipos de trabajo, que sean nuevos o esterilizados, y no inyectarse drogas, que es otra vía de contagio.

Invitó a los jóvenes a aprovechar todos los servicios que ofrece la dependencia en sus unidades y en jornadas como esta feria, donde profesionales de la salud ofrecieron libros de educación sexual y reproductiva y contra las drogas, trípticos informativos, condones, y aplicaron vacunas y pruebas contra la Hepatitis y el VIH.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...