Resurge solidaridad de capitalinos para ayudar a afectados por sismo

Tal es el caso del centro habilitado en la sede de Locatel, en Héroes del 47 número 113, donde los héroes de estos tiempos no dejan de acudir para dejar sus donativos, incluso bajo la lluvia

Compartir:

Nuevamente la solidaridad del pueblo mexicano se ha volcado a los diferentes centros de acopio abiertos para brindar ayuda a los damnificados en Oaxaca y Chiapas por el sismo del pasado jueves.

Tal es el caso del centro habilitado en la sede de Locatel, en Héroes del 47 número 113, donde los héroes de estos tiempos no dejan de acudir para dejar sus donativos, incluso bajo la lluvia.

En un horario de 9:00 horas a 18:00 horas, los jóvenes operadores de Locatel han recibido desde el pasado viernes cuanto apoyo les ha llevado la población, la cual, como es común en estos casos, no escatima en generosidad.

“El sábado fue el día más activo”, reveló uno de los empleados, quien apenas puede hacer el comentario, debido a que revisa que todos los donadores entreguen sus víveres y dejen por escrito su paso por el lugar.

A pesar de que desde las 13:00 horas comenzó a caer una persistente llovizna, los jóvenes no bajan el ritmo, y distribuidos en secciones para recibir, separar y embolsar los víveres, procuran colocar los paquetes ya armados en un lugar donde la lluvia no los alcance.

Este domingo el paso de la gente donadora no para, y apenas descarga un vehículo y se va llegan otros dos con familias que bajan bolsas de mandado para dejarlas en el sitio habilitado como centro de acopio.

“Yo no puedo evitarlo, para míe es una obligación apoyar cuando ocurre algo como ésto”, comenta doña Susana, quien a pesar de sus más de 80 años salió a comprar víveres para llevarlos con sus nietos al centro de acopio.

A bordo de la camioneta de donde sus familiares bajan decenas de bolsas, nos comparte su experiencia en 2010, cuando Karl golpeó las costas de Yucatán y Campeche, ocasión en la que perdió el hogar donde vivía.

“Si no hubiera sido por la ayuda que nos brindaron en aquella ocasión, yo habría muerto de hambre y frío. Me quedé sin nada, pero ahora Dios me ha bendecido y vivo con mis nietos aquí en México. No puedo sino compartir la abundancia que ahora tengo con quienes, como yo entonces, se han quedado sin nada”, comentó serena y sonriente.

Al respecto, las autoridades de Locatel recomiendan a la población acudir a los centros de acopio oficiales y autorizados, ya que no falta que, aprovechando la buena voluntad de las personas, haya quienes organicen sus propios centros de acopio para luego beneficiarse de lo recolectado.

Por ejemplo, todo lo recopilado en este centro ubicado a un costado del corazón de Coyoacán se entregará al centro de acopio habilitado en Plaza de la Constitución s/n esquina con 5 de Febrero, en el Zócalo.

Desde luego, se reitera la recomendación a enviar productos enlatados o secos y agua embotellada, ya que de momento “no se está recolectando ropa”.

Mientras tanto, con todo y la lluvia que ha comenzado a precipitarse en la Ciudad de México, el centro de acopio de Locatel seguirá trabajando de lunes a domingo en el horario citado, hasta que se dé otra indicación.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...