Mera campaña estrategia ‘Abogadas de las Mujeres en las Agencias de Ministerio Público’

Amén de no prosperar denuncias, las autoridades sólo buscan el pretexto para sacar el máximo beneficio económico de víctimas

Compartir:

Las autoridades capitalinas presentaron la estrategia “Abogadas de las Mujeres en las Agencias de Ministerio Público” con el propósito de brindar orientación y asesoría jurídica especializada con perspectiva de género.
El evento fue de gran importancia que la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, afirmó, en el pasado mes de marzo, que la estrategia tiene el objetivo de erradicar las agresiones, acoso y abuso contra las mujeres con una visión de género.
Asimismo, la procuradora General de Justicia (PGJ), Ernestina Godoy Ramos, explicó que la estrategia conjunta busca garantizar una atención eficiente y pronta en los casos de violencia contra las mujeres, niñas y adolescentes, para evitar las injusticias en los procesos de investigación por casos de violencia de género.
Pero resulta ser que la campaña “Abogadas de las Mujeres” quedó sólo en eso, en campaña con el único fin de tratar de mejorar la desgastada imagen de la Procuraduria General de Justicia de la Ciudad de México, pues a pesar de que las mujeres denuncian e inician las aperturas de las carpetas de investigación, simplemente no prosperan y las autoridades únicamente buscan el pretexto para sacar el máximo beneficio económico de las víctimas.

CASO PNA
No hay palabras para describir la vergonzosa corrupción que impera en la PGJ-CDMX, ahora a cargo de Ernestina Godoy Ramos.
Para muestra un botón: El caso de PNA, quien inició dos denuncias en el año 2017 con el número CI-FDTP/TP-1/UI-1 C/D/00031/03-2017 en contra de Víctor Manuel Velázquez Rangel y de Jorge Cruz Romero.
En las denuncias hechas por la víctima, y ante todas las violaciones al Código Nacional de Procedimientos Penales en las carpetas de investigación realizadas por parte de las autoridades capitalinas, la empresaria michoacana se vio obligada a ampararse.
Cabe señalar que el pasado 11 de julio un juez del Tribunal Superior de Justicia ordenó, en un juicio oral realizado en el Reclusorio Oriente, a la PGJCDMX que se abriera la carpeta y que se le diera curso a las investigaciones conforme el amparo ganado por PNA.

AMAGO DE CARPETAZO
Pero resulta que hasta el día de hoy la fiscalía de delitos sexuales de la ciudad no ha integrado la carpeta de investigación, y es muy curioso que una vez que Rafael Anzures Ortiz, abogado de los imputados, se entrevista con las autoridades de PGJCDMX de forma extraña las autoridades capitalinas siempre buscan darle carpetazo a la denuncia para dejar en estado de indefensión a la vÍctima.
Asimismo, el día 9 de agosto, la Ministerio Público Ana María Gutiérrez Domínguez, sin realizar alguna investigación ordenada por el juez y sin aceptar las pruebas que PNA ofrece, intenta nuevamente cerrar el caso, por lo que se ve claramente que para Gutiérrez Domínguez vale más la palabra de los imputados que de la propia víctima.
Con esta actitud cargada en favor de Anzures Ortiz, Ana María Gutiérrez busca nuevamente negarle a PNA el acceso a la verdad, a la justicia y a la reparación de los daños, violando los derechos humanos fundamentales de la víctima.

POR TODOS CONOCIDO
Es por todos conocido que Rafael Anzures Ortiz maneja grandes cantidades de dinero para sobornar autoridades en todos los niveles y así proteger la impunidad de la que gozan Velázquez Rangel y Cruz Romero.
La corrupción que maneja Rafael Anzurez Ortiz llega a tal grado que en el proceso penal que se llevó a cabo en Veracruz en contra de Velázquez, también por una acusación de una mujer, trascendió a los medios de comunicación que en las audiencias de ley, Anzures Ortiz hizo saber públicamente y en voz alta que todo estaba arreglado por cinco millones de pesos.
Esa táctica de comprar a las autoridades la aplica también en la capital del país para tener el mismo resultado que obtuvo en Veracruz: la impunidad.

DESBORDADA VIOLENCIA DE GÉNERO
La violencia de género está tan desbordada que ninguna campaña, llámese “Abogadas de las Mujeres” o como quieran, podrá mejorar la imagen de las autoridades capitalinas cuando se ve claramente que la corrupción gobierna en dicha institución.
Y más cuando Rafael Anzures Ortiz y sus clientes Velázquez Rangel y Cruz Romero, como millonarios que son, están acostumbrados a comprar a las autoridades, una desbordante corrupción que la saben aprovechar muy bien para seguir impunes.
Sin duda alguna que el caso Velázquez Rangel pone a prueba al Poder Judicial… ¿quién ganará: el poder del dinero o el poder de la justicia?
La respuesta está en manos de Ernestina Godoy, quien siempre ha pregonado estar del lado de las víctimas, y de Claudia Sheinbaum, quien presentó la estrategia ‘Abogadas de las Mujeres’ precisamente para combatir la violencia de género.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...