Más de ocho mil personas patinan diario en el Monumento a la Revolución

Compartir:

Mujeres, hombres, niños desde tres años de edad y adolescentes difrutan a diario de la pista de hielo y el tobogán que fue colocado sobre una superficie de tres mil 200 metros cuadrados en la plancha del Monumento a la Revolución.

Más de ocho mil personas por día pueden disfrutar de 50 minutos de esta recreación de invierno, que es lo que dura aproximadamente cada turno, pues cada hora y media entran mil 500 nuevos patinadores.


Para poder usar la pista y el tobogán basta con solicitar un boleto que se entrega de manera gratuita, que trae la hora en que le tocará su turno y el tiempo que tiene para gozar de una experiencia maravillosa.

Los que más acuden son niños y jóvenes de hasta 20 años de edad, pero también hay muchas familias, encabezadas por los papás y mamás, así como personas mayores, señaló Isabel Otero, encargada de atención social de la pista de hielo.

En entrevista con Notimex, comentó que ambas amenidades se instalaron desde el 6 de diciembre y estarán hasta el próximo 8 de enero, y durante el presente fin de semana se incrementó la demanda, a raíz de que los niños salieron de vacaciones.

Por ello, previó que mañana haya una mayor afluencia de visitantes, y en este caso se requiere hacer fila a partir de las 8:00 horas, ya que el primer ingreso es a las 10:00 horas; mientras que para el tobogán se puede acceder a partir de las 9:30 horas.

Isabel Otero dijo que una vez que se llega a la taquilla se determina la hora que le tocará a cada quien ingresar y el número de los patines, de los que hay dos mil 350, además de mil 250 casos y 120 llantas para deslizarse en el tobogán.

Luego, detalló, se pasa al “semáforo”; si se pone el verde quiere decir que está en la hora y en el día correcto y, posteriormente, se espera turno y se accede para pedir los patines; luego, pasan al área de bancas, donde se los colocan y, finalmente, entran al hielo.

Pueden entrar a la pista los niños desde tres años de edad, acompañados por un adulto y las personas con discapacidad, a quienes se les da atención especial. Se trata de un proyecto inclusivo, destacó.

Las personas que no saben patinar son apoyadas por los chicos del Instituto Mexicano de la Juventud (Imjuve), quienes les dan asesoría de cómo deben levantarse o de caer, en este caso con los puños cerrados, y les dan instrucciones para mantener el equilibrio y poder deslizarse.

Detalló que son más de 750 jóvenes los que participantes en las distintas labores que se desarrollan a lo largo del día en el lugar, ya que están desde la taquilla y en todas las áreas, y “con esto ayudamos un poco a reducir un poco el tema de adicciones en jóvenes”.

Además, comentó que en caso de que sucediera algún un accidente se cuenta con servicios médicos instalados en una carpa aledaña a la pista de hielo, y también con una ambulancia si se necesitan traslados.

Asimismo, hay 350 pequeños renos y focas de plástico, que sirven de sostén para que los niños no se caigan y puedan empujarse, que también pueden utilizar algunos adultos si hay disponibilidad.

Hasta el momento, dijo, no se ha presentado ningún caso de alguna persona que haya querido ingresar en estado inconveniente o de ebriedad, porque “tenemos muy buen control de seguridad con policías y compañeros que se dedican a vigilar que todo marche bien”.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...