Las nuevas tarjetas multimodal presentan fallas en el Metro

El lector de los torniquetes del STC no reconoce las TMI, por lo que ocasiona agresiones verbales entre usuarios y taquilleras

Compartir:

Lo que tanto con bombo y platillo fue anunciado el pasado 16 de octubre, por parte de la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum, sobre la entrada en operación de la nueva tarjeta multimodal, queda en entredicho por las constantes fallas que presenta en los torniquetes del Metro.

La venta de la Tarjeta de Movilidad Integrada (TMI) inició el pasado 20 de octubre y desde ese día a la fecha presenta fallas en los torniquetes del Metro.

Lo anterior ha provocado que haya conflictos entre los usuarios y las taquilleras del Metro, llegando incluso a las agresiones verbales.

Y es que el lector de los torniquetes no reconoce la nueva TMI, por lo que las autoridades del Metro antes de vender las nuevas tarjetas de movilidad debieron haber cambiado los lectores de los torniquetes en las 195 estaciones del Sistema de Transporte Colectivo (STC).

Y es que las autoridades del Metro hicieron el proyecto de la TMI sin tomar en cuenta a los propios trabajadores sindicalizados del STC.

 

FALLAS FRECUENTES

Entre las fallas detectadas son las siguientes:

1.- El lector del equipo de recarga de la taquilla  no reconoce la nueva tarjeta, por lo que no se puede efectuar la recarga.

2.- El equipo de recarga de la taquilla no refleja el monto recargado y tampoco puede anular la operación, generando la molestia del usuario porque no se realiza la recarga.

3.- Los lectores de los torniquetes no reflejan el saldo de la TMI, pese a que se refleja en el equipo de la taquilla, y el usuario reclama por ello.

4.- Bloqueos constantes en el equipo de recarga de la taquilla, por lo que NO se pueden hacer recargas, y ante esto debe reiniciarse el equipo de recarga de la taquilla, tardando en el reinicio, lo que genera molestia del usuario.

5.- Fallas en equipo de recarga de la taquilla (tarjeta, display, teclado, disco duro), lo que genera que las taquilleras deban esperar al equipo técnico de sistemas para reiniciar el equipo de cómputo, lo que ocasiona retraso en la atención a los usuarios.

 

EQUIPO OBSOLETO

Cabe mencionar que el equipo de recarga de las taquillas es obsoleto, tiene 15 años de antigüedad, con sistema operativo antiguo.

Sin embargo, a pesar de que se impuso la TMI, no se capacitó al personal de taquilla en la recarga, como se ha hecho siempre, además de que no se hicieron modernizaciones tecnológicas.

Es innegable que las taquilleras sufren las de Caín por las nuevas TMI, pues su prioridad es dar un servicio eficiente y rápido al usuario.

Ante esta problemática se hace un exhorto a la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum y a Florencia Serranía, directora del Metro, tomar cartas en el asunto en pro de los usuarios del sistema de transporte de mayor movilidad del país.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...