Miles repudian a ‘porros’… y reaparecen encapuchados

Pliego petitorio, aceptable y entendible, responde Rectoría y Dirección General de CCHs

Compartir:

La tarde de este miércoles, los estudiantes de diversas Facultades y escuelas de educación media superior de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) se unieron para marchar juntos por una misma causa: exigir la salida de “porros” de la Máxima Casa de Estudios.

Minutos antes de las 13:00 horas, desde el Metro Universidad, los diversos contingentes de los diversos planteles de la Escuela Nacional Preparatoria y facultades de Estudios Superiores se reunían para caminar al punto de reunión, la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales.


Con carteles en lo alto indicaban a los que salían de los torniquetes cuál era su grupo. O bien, los jóvenes buscaban el distintivo de su centro de estudios: por ejemplo, los rostros de los jóvenes de la Preparatoria 6 lucían líneas naranjas; de la Facultad de Ingeniería, rojas, y de Medicina con sus batas blancas.

Aún sin iniciar el recorrido, los gritos de “Goya” y consignas retumbaban por el Circuito Mario de la Cueva. Aparecieron los banderines dorados con el escudo de la UNAM en azul ondeando y los caminantes vitorearon al contingente inicial, miembros del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) Azcapotzalco.

Custodiándolos eran visibles sujetos con sus rostros cubiertos y con tubos de plástico o trozos de madera en la mano, pues conformaban los “comités de seguridad”.

En el comienzo de la marcha, los cánticos más intensos fueron contra las autoridades universitarias y cuando contaron del 1 al 43 para recordar a los estudiantes desaparecidos en Iguala, Guerrero, en septiembre de 2014.

Los participantes de la marcha agradecían el apoyo de quienes los alentaban desde lo alto de edificios y casas que rodean Ciudad Universitaria.

Cuando el grupo proveniente de Azcapotzalco arribó a Las Islas, una hora después de su salida a las 13:45, unos tres kilómetros atrás todavía salían contingentes del punto de reunión, entre ellos del Instituto Politécnico Nacional. Se sumaban los banderines guinda con el escudo de esa casa de estudios.

“¡Si nos organizamos se van los porros!”, exclamaban los contingentes al subir las escaleras de la Biblioteca Central, antes de reunirse con los demás grupos.

Mientras, cuatro jóvenes descolgaban una manta blanca con la leyenda insignia de la marcha “¡Fuera porros de la UNAM!”, acompañados por otro lienzo vino con el nombre del IPN, para dejar huella de la presencia de esa institución en la marcha.

A su llegada, los contingentes rodearon el edificio de Rectoría para exigir respuesta al rector Enrique Graue. Aumentaban la intensidad de los “Goyas” ante la presencia de dos helicópteros que sobrevolaban el área.

En ese momento, el grupo de Azcapotzalco tomó el micrófono en la explanada de Rectoría, a un costado de Insurgentes, donde hace dos días sus compañeros fueron agredidos por un grupo porril.

Ahí, una mujer con el rostro cubierto adelantó que mañana en su plantel convocarían a una asamblea para firmar el pliego petitorio y buscar solución a las demandas exigidas.

La totalidad de los contingentes ya había llegado al punto final, aproximadamente a las 16:00 horas, cuando, minutos después, corrieron al interior del Campus Central por la presunta presencia de “porros”.

Un grupo de encapuchados, identificados como “anarquistas”, tiraron una valla de Insurgentes para bloquear esa vialidad en dirección al Sur. Como respuesta, los participantes de la marcha les recriminaron sus acciones.

Sin embargo, dichos grupo exigió su libertad de manifestarse para obtener respuesta de las autoridades universitarias. Luego, los jóvenes que increparon a los encapuchados regresaron a Rectoría.

 

MÁS SEGURIDAD, RECLAMO EN MARCHA

La marcha convocada por estudiantes de la UNAM para demandar más seguridad dentro y fuera de las instalaciones concluyó con saldo blanco, a pesar de un conato que no pasó a mayores.

El reclamo unánime de más seguridad para los alumnos y el personal académico que acude a los planteles de la máxima casa de estudios retumbó frente a la Torre de Rectoría.

Desde las 11:00 horas, de manera paulatina, llegaron estudiantes a las afueras de la Facultad de Ciencias Políticas que se ubica en el Circuito Universitario para alistarse para lo que se vislumbraba desde entonces como una marcha estudiantil de enormes dimensiones.

Poco a poco se fueron organizando por escuelas, y cada vez fue más notoria la presencia de las facultades de Medicina, Ingeniería, Filosofía y Letras, Pedagogía, Química, Veterinaria, Psicología y Arquitectura entre otras que se entremezclaron con sus compañeros de las Facultades de Estudios Superiores de Acatlán, Zaragoza y Aragón.

Pero no sólo eran universitarios, las constantes “goya” se entremezclaron con los “huelum” de estudiantes politécnicos que acudieron a Ciudad Universitaria a apoyar a sus compañeros.

En sus pancartas y consignas daban cuenta de la exigencia de evitar que se repitan actos vandálicos en ese recinto universitario declarado Patrimonio de la Humanidad.

Cada uno de los contingentes, debidamente identificados, fue tomando su posición en las islas y en la parte alta de Rectoría, donde se ubica el asta bandera.

Al final, los estudiantes exhortaron a sus compañeros a retirarse de la explanada de la Rectoría en grupos hacia los diferentes puntos del transporte público, para evitar algún choque con personas ajenas a la comunidad estudiantil.

 

ATENDIBLES PUNTOS DE PLIEGO PETITORIO, ASEGURAN AUTORIDADES DE LA UNAM

La Rectoría de la UNAM y la Dirección General del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) consideraron que los siete puntos del pliego petitorio entregado después de la marcha son aceptables y atendibles.

En un comunicado, convocó a los miembros de la Asamblea General del CCH Azcapotzalco a instalar una mesa de seguimiento para la solución de la totalidad de sus planteamientos.

Además, invitó a que esa mesa de seguimiento sea instalada en la Dirección General del Colegio de Ciencias y Humanidades, con la participación de autoridades de la administración central de la Universidad.

“La Rectoría refrenda de esta manera su voluntad para dar solución a los problemas que aquejan a la comunidad universitaria”, finalizó.

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...