Atacan la Rectoría para pedir seguridad

Jóvenes encapuchados infiltran marcha del CCH Azcapotzalco, rompen vidrios, lanzan molotovs y agreden a personal a un año de acción violenta de porros

Compartir:

Una manifestación de estudiantes del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) Azcapotzalco y jóvenes con el rostro cubierto frente a Rectoría de la UNAM, para recordar los hechos de violencia de porros hace un año, derivó en actos de vandalismo, agresiones y conatos de enfrentamientos con otros alumnos en Ciudad Universitaria.
Con pancartas y consignas de “Ni perdón, ni olvido”, “Fuera los porros de la UNAM”, “No más feminicidios” y “Alto a la violencia”, aproximadamente 300 estudiantes llegaron a las 15:00 horas a Ciudad Universitaria desde el parque La Bombilla para exigir a las autoridades universitarias la desarticulación de grupos porriles en el CCH Azcapotzalco y otros planteles.
Sin embargo, un grupo de jóvenes con el rostro cubierto agredió a personal de seguridad de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y rompió cristales de una caseta de vigilancia frente a Rectoría, además de que se apoderaron de dos extinguidores, que utilizaron para vandalizar las instalaciones universitarias.
Por casi dos horas se manifestaron frente Rectoría, lanzaron piedras y rompieron algunos cristales; hicieron pintas con aerosol y detonaron petardos a las puertas del edificio donde están las oficinas del rector Enrique Graue, quien no se encontraba en el campus universitario.
Por momentos, la tensión aumentó, sobre todo cuando jóvenes embozados, alrededor de una veintena, empezaron a azuzar para ingresar a Rectoría, así como para agredir física y verbalmente a personal de seguridad, de Protección Civil e incluso a reporteros, fotógrafos y camarógrafos.
En la explanada de Rectoría se desarrolló la mayor parte de los actos violentos, sin embargo, pasadas las 16:00 horas, el contingente se desplazó hacia “las islas” de Ciudad Universitaria para continuar vandalizando con pintas.
A su paso tiraron y dañaron unas grandes letras blancas con la frase “Hecho en CU”, que fueron arrojadas a un cuerpo de agua.
Estudiantes de diversas facultades aledañas a la explanada se acercaron para recolocar las letras de metal, lo que provocó el malestar y nuevas agresiones de los manifestantes, sobre todo los encapuchados; al final quedó sólo en tentativa de bronca y las letras, nuevamente, tiradas en el piso o arrojadas al espejo de agua.
Pasadas las 17:00 horas, los inconformes que quedaban, no más de un centenar, comenzaron a retirarse de Ciudad Universitaria.
Los estudiantes que a esa hora salían de clases de facultades como Derecho, Medicina, Química y Arquitectura se acercaron para tomar fotografías de los destrozos ocasionados, paradójicamente, en una marcha contra la violencia.
Todas las facultades e instituciones de investigación de Ciudad Universitaria tuvieron actividades normales; incluso, muchos estudiantes no se enteraron de la manifestación y de los actos vandálicos.
“Ni enterados de este desmadre, de estos destrozos. Mire cómo dejaron las letras. Estos no son estudiantes de la UNAM”, opinó, en entrevista, Raúl Palafox, alumno de la Facultad de Arquitectura.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...