Crece esperanza de vida de capitalinos por mejor calidad de aire: Amieva

Compartir:

El jefe de Gobierno, José Ramón Amieva, dio a conocer que de 1990 a 2015 se salvaron 22 mil 500 vidas y aumentó de 3.2 a 3.4 años en promedio la expectativa de vida de los habitantes, por el mejoramiento de la calidad del aire en la capital.

Al encabezar el evento “Análisis histórico de los beneficios en la salud de la población asociados a la calidad del aire en la Ciudad de México entre 1990 y 2015”, realizado por la Escuela de Salud Pública de Harvard y la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema), en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento, recordó que en 1992, la capital del país fue declarada la ciudad más contaminada del orbe.


Entonces, señaló, se puso especial atención en la contaminación del aire, y dentro de ella, las partículas suspendidas, que son muy finas y se alojan en los alveolos generando cardiopatías, accidentes cerebrovasculares, enfermedades pulmonares y cáncer, entre otros.

Durante todos esos años, indicó, se generó la política ambiental que ahora tenemos en la ciudad y que es un logro de varias administraciones. A través del Hoy no Circula, de los convertidores catalíticos y de los diversos filtros se han generado estos resultados.

Lo que continua es propiciar que existan sistemas de transporte alternativo, que no contaminen o no utilicen motores. “Lo que tenemos que hacer con la presencia de los vehículos automotores a diésel es que se sometan a filtros. Ya lo están proponiendo a nuevos convertidores. Señalaban una inversión aproximada de 93 millones de pesos”, expuso el mandatario local.

Comentó que lo oportuno es que exista coordinación entre el gobierno de la ciudad y las autoridades federales; un gran porcentaje de los contaminantes que hay en el aire provienen de los tractocamiones y de los autobuses turísticos o que tienen estas matrículas federales, incluso se les conoce como foráneos.

También es necesario que en la capital se trabaje en el sistema de transporte público concesionado y en los automotores de diésel, resaltó.

Amieva Gálvez mencionó que éste es un tema de contaminación que se está atendiendo y que ha tenido resultados. Es un asunto de reconocimiento a todas las administraciones que han hecho esfuerzos. Obviamente, la determinación es continuar con la cantidad de vida.

Expresó que este estudio, realizado por especialistas en la materia, será dado a conocer a la próxima administración de la Ciudad de México, que será la encargada de dar continuidad a estas políticas de mejora del aire; y también hay que considerarlo a nivel país.

En su oportunidad, la titular de la Sedema, Tanya Müller García, destacó que actualmente, la Ciudad de México ya no es una de las más contaminadas del mundo ni del país.

“Hoy en día, la capital se encuentra en el lugar número 88, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), junto con otras 42 ciudades, que en promedio tienen 22 microgramos por metro cúbico de partículas 2.5”, refirió.

Asentó que la implementación de los distintos programas de ProAire han permitido que las concentraciones de distintos contaminantes mantengan una tendencia a la baja, a pesar del crecimiento urbano de la ciudad y de su flota vehicular.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...