Incluyen en ‘No Circula’ hologramas 0 y doble 00

Este jueves entra en vigor nuevo programa sobre contingencia ambiental

Compartir:

La implementación de una fase preventiva y restricciones a vehículos administrativos y a aquellos con calcomanía cero y doble cero forman parte de las acciones que conforman el Programa para Prevenir y Responder a Contingencias Ambientales Atmosféricas.
El nuevo programa para contingencias ambientales, que entrará en vigor este jueves, considera una fase preventiva para protección a la salud y la implementación de un protocolo de contingencia por PM2.5, expuso el coordinador ejecutivo de la Comisión Ambiental de la Megalópolis (Came), Víctor Hugo Páramo Figueroa.
Añadió que el programa establece la inclusión de Fase II combinada por altos índices de contaminantes y la restricción vehicular del 50 al 100 por ciento de vehículos administrativos de gobierno, dependiendo de la fase de contingencia.
Tales medidas se aplicarán también en el Estado de México, en los 59 municipios conurbados, detalló.
A su vez, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, puso énfasis en la recuperación de la coordinación entre el Estado de México y gobierno local y federal para abordar el tema ambiental, el cual se abordará en dos momentos desde el gobierno local.
El primero, expuso, tiene que ver con la presentación del programa de fortalecimiento ante las contingencias ambientales, en tanto que el segundo será con presentación de un Programa Integral de Calidad de Aire, cuyas medidas más importantes serán presentadas la semana que viene.
Al presentar el programa explicó que se busca contar con protocolos de rápida reacción ante contingencias.
En ese sentido, puso énfasis en la existencia de tres contaminantes que continúan preocupando a los capitalinos, el ozono y partículas menores a 10 y 2.5 micras, provocadas por una parte de emisiones vehiculares, “y otra parte que tiene que ver con las reacciones químicas en la atmósfera.
Explicó que la novedad del programa es una Fase Preventiva por ozono, que emitirá la Comisión Ambiental de la Megalópolis con acciones para reducir emisiones provocadas por los seres humanos y una de las medidas es la reducción de 50 por ciento de los vehículos administrativos, es decir, unos 150 mil vehículos; “quien hace su primer esfuerzo son los funcionarios públicos”, acotó.
Así, una vez implementada una Contingencia Ambiental dejará de circular la totalidad de los vehículos administrativos, y también los vehículos con calcomanía 0 y 00 que corresponda al día de la contingencia, subrayó.
Finalizó que “estamos hablando de ocho episodios al año; no estamos hablando de la cotidianidad, sino de episodios en donde todos debemos proteger la salud de todos los demás; ahí estamos pidiendo un esfuerzo extraordinario en donde todos paremos”.

PRIORIZA CAME SALUD DE SECTORES VULNERABLES
El Programa para Prevenir y Responder a Contingencias Ambientales Atmosféricas busca proteger la salud de la población, en específico de los sectores vulnerables, aseguró el coordinador ejecutivo de la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAME), Víctor Hugo Páramo, quien señaló medidas, incluso, para una refinería y termoeléctrica en Hidalgo.
Anunció, además, que la semana próxima se presentará un plan integral de acciones inmediatas y prioritarias para mejorar la calidad del aire y mitigar el cambio climático en la zona metropolitana, además de la implementación de un programa de largo plazo para ello.
La medida, que entra en vigor este jueves, considera una fase preventiva para protección a la salud y la implementación de un protocolo de contingencia por PM2.5; la inclusión de una Fase II combinada por altos índices de dos contaminantes y la restricción vehicular del 50 al 100 por ciento de vehículos administrativos de gobierno dependiendo de la fase.
Los valores para contingencia son diferentes para cada uno de los contaminantes, pero las medidas más restrictivas tienen que ver con la presencia de partículas PM2.5.
Así, la fase preventiva será determinada cuando el pronóstico de la calidad del aire para el día siguiente refiera concentraciones mayores a los 140 puntos por ozono, con una probabilidad de 70 por ciento de ocurrencia.
Esa fase será implementada también cuando las partículas PM 10 y PM2.5 sean de 135 puntos del Índice de Calidad del Aire.
En el caso del ozono se suspendería al día siguiente de no existir las condiciones para mantenerla, y para las partículas referidas cuando los indicadores refieran valores menores a 135 puntos.
Páramo detalló que la Fase I se activará al detectar valores superiores a 150 puntos Imeca tanto para el ozono como para las partículas PM 10 y PM2.5, y que se suspenderá cuando los valores sean menores a 150 puntos
La Fase II será declarada cuando los valores sean superiores a 200 puntos, tanto por ozono como para esas partículas, y se suspenderá cuando sean de 150 puntos.
Puntualizó que las suspensiones de contingencias sólo se darán cuando se presenten condiciones favorables para la dispersión de contaminantes y no haya riesgo de concentraciones mayores.
La Fase II Combinada será declarada cuando las concentraciones de ozono sean mayores a 150 puntos y las PM2.5 mayores a 140 de manera simultánea, o, bien, cuando el ozono sea mayor a 140 puntos y las PM2.5 mayores a los 150 puntos IMECA.
De manera adicional, para la fase preventiva se emitirá un comunicado a las 14:00 horas para una difusión oportuna.
Para la fase preventiva se emitirá la recomendación de evitar el ejercicio al aire libre y dejarán de circular 50 por ciento de los vehículos automotores administrativos de gobiernos locales, municipales, alcaldías y federal, aunado a la suspensión de actividades de mantenimiento de infraestructura urbana.
En tanto, para la Fase I, además de las recomendaciones anteriores, dejarán de circular la totalidad de los vehículos administrativos, así como 20 por ciento de los hologramas “0” y “00” con base en la terminación de su placa, nones o pares, del holograma 1, y el cien por ciento de los hologramas 2, así como restricciones a otras actividades comerciales e industriales.
Para la Fase II Combinada se considerarán las medidas que se apliquen en la Fase I para ozono y partículas, así como la suspensión de actividades escolares y eventos al aire libre.
Para los comercios y servicios, además de las medidas que ya se implementan, se suman aquellas que eviten las emisiones de Gas LP.
Para la industria, en la Fase I, la Refinería “Miguel Hidalgo” de Tula no operará a más de 76 por ciento de capacidad total de sus procesos y habrá una reducción de 30 por ciento del consumo de combustibles en la Central Termoeléctrica “Francisco Pérez” en Tula, Hidalgo.
Mientras, en la Fase II, la Refinería “Miguel Hidalgo” de Tula no operará a más de 45 por ciento de la capacidad total de sus procesos.
En cuanto al transporte agregó que habrá restricciones a la circulación del 50 por ciento de las unidades de reparto de Gas LP, además de una restricción del 20 por ciento del parque vehicular con holograma de verificación “0” y “00”, así como mayor reforzamiento de la detención e incremento del monto de sanción a vehículos ostensiblemente contaminantes tres veces mayor al monto actual.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...