Alumnos (encapuchados y descubiertos) pelean por la Prepa 9 de la UNAM

Los primeros mantienen tomado el plantel; los segundos quieren clases

Compartir:

Una vez que paristas encapuchados no cumplieran con la promesa de instalar una mesa de diálogo para la entrega del plantel, alumnos de la preparatoria 9 intentaron recuperarlo.

Sin embargo, los estudiantes fueron contenidos con espuma de extintores, petardos y a sillazos.

Los alumnos que al grito de “tenemos que llegar a un mutuo acuerdo”, “ya queremos clases” y “queremos asamblea hoy” pretendían recuperar la preparatoria 9, tomada desde hace 76 días, se hicieron acompañar por padres

Al final, los paristas encapuchados recibieron a una comisión de aproximadamente 10 alumnos para llegar a un acuerdo que permitiera la liberación del plantel.

Condicionado a una hora el encuentro, la instancia en referencia aceptó la intervención de una persona que no se identificó y que sólo dijo ser integrante de un observatorio de derechos humanos.

Pese a la entrada de la representación, padres y estudiantes amenazaron con abrir el plantel si no se llegaba a algún acuerdo.

Mientras, en el exterior se encontraba el enlace de Prevención de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Arturo Ruiz, quien si bien aseveró que ya se cumplieron varios puntos del pliego petitorio de los paristas encapuchados, estos se negaban a dejar el plantel.

 

EXIGE MÁXIMA CASA DE ESTUDIOS DEVOLUCIÓN DE INSTALACIONES

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) exigió la devolución de las instalaciones de la Facultad de Filosofía y Letras y de los planteles 7 y 9 de la Escuela Nacional Preparatoria, toda vez que, aseguró, los pliegos petitorios de los alumnos están resueltos o en vías de resolución.

Leonardo Lomelí Vanegas, secretario general de la máxima casa de estudios, señaló que “tras semanas de diálogo consideramos que hemos llegado a un punto en que las demandas de los pliegos petitorios se encuentran resueltas o en vías de solución mediante procesos que requerirán de un seguimiento acordado por las partes; por ello exigimos la devolución de las instalaciones que han sido ocupadas para regresar a las actividades académicas”.

En un comunicado, advirtió que se ha llegado a un punto en el que es imposible avanzar si se anteponen la cerrazón, la incomprensión y la intolerancia a la solución de demandas legítimas, pero que requieren de la participación de las comunidades.

El funcionario de la UNAM señaló que en múltiples y repetidas ocasiones se establecieron mesas de diálogo con la participación de autoridades locales y de la administración central de la Universidad para escucharlas, atenderlas y resolverlas, con el propósito de avanzar en la solución de esa problemática y, con ello, reanudar las actividades académicas.

“Todas las demandas de orden administrativo han sido resueltas y las denuncias de violencia de género son atendidas e investigadas conforme marca nuestra legislación. Estamos comprometidos con la erradicación de la violencia de género, pero también con el debido proceso” aseguró.

Asimismo, refirió que los paros prolongados tienden a polarizar comunidades, generar enconos y debilitar el tejido comunitario, “y eso no nos debe suceder”.

Por ello, dijo, los acontecimientos en la Preparatoria 9 son la expresión del hartazgo de alumnos, maestros y padres de familia por un paro que se ha prolongado, a pesar de que la UNAM ya ha respondido favorablemente todos los puntos del pliego petitorio y de que la comunidad de ese plantel se ha expresado mayoritariamente por el regreso a clases.

“También el caso de la Preparatoria 7, en donde la comunidad se ha expresado en modo abrumador por la reanudación de cursos”, puntualizó Lomelí Vanegas.

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...