Abrogación total de la Reforma Educativa la exigencia de la CNTE en marcha

Pugna por la defensa de la enseñanza pública, la estabilidad del empleo, la reinstalación de profesores cesados y la libertad de presos políticos

Compartir:

En el marco del Día del Maestro, diversas secciones de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) marcharon al Zócalo capitalino para exigir la abrogación total de la Reforma Educativa.

A las 11:00 horas, los maestros disidentes partieron de avenida Ribera de San Cosme lanzando consignas al Presidente Andrés Manuel López Obrador para que cumpla con lo ofrecido durante su campaña presidencial, de eliminarla por completo.

Asimismo, exigieron la defensa de la educación pública, la estabilidad del empleo, la reinstalación de profesores cesados y la libertad de presos políticos.

Los docentes avanzaron por Avenida de los Insurgentes, para luego tomar Paseo de la Reforma y Juárez, hasta llegar al Zócalo capitalino, en cuya plancha rechazaron que su oposición a la Reforma Educativa se trate de un capricho, “pues no es un capricho defender la educación pública de este país ni la estabilidad laboral de miles de trabajadores de la educación”.

Negaron que sean conservadores “porque han luchado durante 40 años, han enfrentado a siete presidentes de la República, cinco priístas y dos panistas, así como a 16 secretarios de Educación Pública”.

Señalaron que han luchado más años que el actual presidente; además, se llamaron radicales porque van a la raíz, porque, para ellos, la defensa de la educación pública es parte de sus raíces.

Para la CNTE, la Cuarta Transformación tendría que ver con un nuevo gobierno, democrático, cercano al pueblo y para el pueblo.

Uno en el poder, que esté en manos de los trabajadores del campo y la ciudad, y un nuevo orden económico que permita la redistribución equitativa de la riqueza en el país, mas no un presidente que cada mañana salga a descalificar a los niños, los maestros y las maestras de la Coordinadora.

Javier Saavedra, de la Sección VII de Chiapas, dijo que es de esa forma que los maestros y el pueblo organizado no se dejan engañar por un nuevo gobierno que dejó puntualmente la reforma del ex presidente Enrique Peña Nieto, por lo cual no van a estar conformes.

El dirigente gremial refirió que Peña Nieto trató de imponer su reforma y la CNTE la destrozó, desobedeció y luchó, pero luego llegó un personaje que en sus ansias de ser presidente se acercó a la Coordinadora y con eso ganó las elecciones, pero hoy quiere pagarle a la clase política y al poder económico, por lo que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador dejó tal cual la reforma de la administración pasada y por eso no va a pasar.

A Palacio, por separado, dirigentes de la CNTE y del SNTE

Al reiterar su pleno respeto a los maestros y a sus líderes, el Presidente Andrés Manuel López Obrador adelantó que el próximo lunes por la tarde recibirá, en Palacio Nacional, a dirigentes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

Explicó que los ha invitado a reunirse y dialogar “porque no tenemos nada que ocultar y debemos ponernos de acuerdo”, señaló durante su conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional.

La aprobación de la reforma constitucional fue un avance importante, pero reconoció que se debe de mantener el diálogo con todas las partes, “si bien respetamos las discrepancias, el derecho a disentir y lo estamos haciendo de frente a los maestros”, dijo.

Explicó que las reuniones con la CNTE y la SNTE serán por separado y con la presencia del secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma Barragán; “primero vendrá la Coordinadora y luego el sindicato”, abundó.

“(Los maestros) tienen todo nuestro respeto y admiración. Respetamos a todas las corrientes de pensamiento, organizaciones, sean de la SNTE o CNTE; procuramos llevar muy buenas relaciones con ellos y con sus representantes”, expuso el mandatario.

En ese contexto, dio a conocer que “estoy formulándoles (a través del secretario de Educación, Esteban Moctezuma Barragán) tanto a la CNTE como a los dirigentes del SNTE una invitación para reunirnos la semana próxima en Palacio Nacional”.

Será, abundó, “el lunes por la tarde. Primero la CNTE y luego el SNTE. No tenemos nada que ocultar y debemos de dialogar y ponernos de acuerdo”.

López Obrador remarcó que si bien la aprobación de la reforma educativa es un avance importante, “al mismo tiempo respetamos las discrepancias, el derecho a disentir. No extraña que haya cuestionamientos, criticas, pues ello demuestra que hay sociedad viva, que no hay inmovilismo, que hay un proceso de cambio”.

 

 

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...