Roselyn Sánchez expone caso real de violencia de género en “Death of a Vegas showgirl”

Compartir:

La actriz puertorriqueña Roselyn Sánchez, protagonista de la película “Death of a Vegas showgirl”, a estrenarse este miércoles en televisión de paga, consideró un gran reto honrar la memoria de su connacional Deborah Flores, en esta producción que expone el caso real del asesinato de dicha bailarina.

“Hacer esta película fue una gran experiencia tanto personal como profesional, tuve la responsabilidad de hacer un buen trabajo para honrar su memoria, que su familia estuviera satisfecha con mi interpretación y mostrar a la gente que ella no se merecía lo que le pasó”, dijo Roselyn en conferencia telefónica.

Compartió que previo al rodaje de la película, que se proyectará por primera vez en Latinoamérica por la señal Lifetime, visitó a una médium para una lectura a través de la cual entendió que debía de transmitir un mensaje de justicia.

A nivel profesional, Roselyn también enfrentó retos importantes, pues durante las filmaciones, el asesino de la bailarina puertorriqueña apeló su condena, por lo tanto, había un fuerte control de la producción.

“Fue un problema terrible porque había que tener cuidado en todo, era algo frustrante, no me dejaban hablar, tenía que pedir permiso para todo y la trama tenía que verse completamente imparcial, por eso la cinta tiene tres finales, a fin de que la audiencia saque sus conclusiones de qué fue lo que pasó en realidad”.

La actriz recordó que el proyecto le llegó de sorpresa, pues aunque conocía el caso de Deborah debido a la difusión que tuvo la prensa sobre su asesinato, no imaginó que se le propusiera interpretarla.

“Fue algo muy personal representarla, conocí a su hermana, su familia, quienes me decían que yo era muy parecida a Deby y querían que le diera vida en la historia”.

Agregó que durante el proceso de preparación le sorprendió que una mujer preparada se hubiera permitido tener un final trágico:

“Es una temática muy fuerte, violencia doméstica, pero lo sorprendente es entender cómo ella, una muchacha educada, bailarina, abogada, con una maestría, buena persona, no tuviera la lucidez de saber que estaba con la persona equivocada”.

Roselyn opinó que desgraciadamente en la comunidad latina se manifiesta mucho este tipo de violencia, lo cual lamentó. “Es frecuente, no sé si porque son más apasionadas, entregadas, y espero que el mensaje de esta película llegue aunque sea a una sola niña, que vea la luz y salga a tiempo de una relación así, con eso me quedo tranquila”.

Compartir: