Organiza Rebecca de Alba posada a pacientes con cáncer y sus familias

Compartir:

La conductora Rebecca de Alba convivió con aproximadamente 150 pacientes con cáncer y sus familias, quienes han sido beneficiados a través de su fundación, que ya lleva una década de existencia.

Durante la convivencia, la también modelo pasó un rato ameno con niños, adolescentes y adultos, con quienes interactuó en varios juegos, comió pastel y partió una piñata.


Ante los medios de comunicación, expresó que se trataba de uno de los días más felices del año para ella y su equipo porque tenían la oportunidad de convivir con los pacientes y sus familias en un tono diferente, para divertirse y distraerse.

Con el ya citado tipo de encuentros, dijo, “buscamos que se olviden del catéter, del medicamento, del efecto de la quimioterapia; aquí vienen a ser felices con juegos, piñatas;: sobre todo para los niños es súper importante y los pacientes hacen su esfuerzo porque vienen de colonias de muy lejos”.

De Alba, quien agradeció a todos por su presencia; señaló que hay pacientes que tienen diferentes tipos de cáncer y que incluso hay algunos que han dado buenas noticias, que ha podido hablar con cada uno de ellos de cosas cotidianas, no precisamente de la enfermedad.

Puntualizó que uno de los retos más grandes para su organización es el área de navegación, en la que se lleva al paciente durante todo su recorrido, desde que llega a la fundación, diciendo que tiene cáncer en busca de ayuda.

“Vamos a seguir porque ha sido muy exitosa esa área de navegación, en donde no soltamos a los pacientes durante sus tratamientos y lo que le indique el médico; ese programa continúa y funciona de maravilla”, dijo.

Asimismo, señaló que el próximo año vendrá algo importante: El plan nacional del cáncer, en el que el Instituto Nacional de Cancerología y la Fundación Rebecca de Alba juntarán a las asociaciones civiles de cáncer; “es una labor titánica, para que todas las instituciones de salud también se puedan unir en la misma política y una misma forma de trabajar”.

Consideró que en este momento “es un relajo y lo ha sido siempre”, toda vez que, precisó, a veces se donan muchos mastógrafos, pero no está el personal que sepa hacer la mastografía o se dona el medicamento, pero no hay quien pueda dar el diagnóstico; “ese problema va a empezar a unificarse y la fundación se siente honrada de ser invitada”, refirió.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...