Marcelo Tobar y Michel Franco apoyan creación de películas con móviles

Tobar ya experimentó haciendo una cinta con celulares, mientras que Franco es jurado del festival SmartFilms

Compartir:

Ante la falta de presupuestos, creadores como Michel Franco y Marcelo Tobar celebran la oportunidad que ofrece la democratización de los medios para hacer cine, toda vez que hoy en día con un celular nuevas voces puedan contar sus historias sin presupuestos ostentosos.

En México existen ya convocatorias de festivales dirigidas expresamente a cortos y largometrajes hechos con celulares, como el SmartFilms que luego de tres ediciones en Colombia este 2018 se desarrollará también en México, y el Festival de Cine con Medios Alternativos, en el que ya ha participado Tobar.


A decir de Marcelo Tobar, director de la película “Oso Polar” (la primera en México hecha con celulares), “es importante que existan este tipo de encuentros porque significa ventanas importantes de exhibición, que a su vez amplía la oferta de cine, es decir, los espectadores pueden ver cosas distintas, diversas”.

Con base en su experiencia, el cineasta opinó que tanto para los jóvenes como para los creadores independientes como él, filmar con un celular representa una gran oportunidad para desarrollar sus historias. “Creo que somos nosotros quienes tenemos más historias que contar, porque la calle está llena de color y de emociones, y de eso se trata el cine, de emocionar al espectador.

Sobre las ventajas que tiene hacer una película con un dispositivo móvil, Tobar detalló que además de que te permite entrar a lugares a los que no te meterías con una cámara, ya sea por temor a que la roben o porque vas a matar el lugar entrando con una camarota, ofrece una emoción diferente.

“La gente cambia al ver una cámara, saben que los estás filmando, mientras que cuando entras con un teléfono, no saben que estás haciendo una película, entonces hay una relación distinta con la realidad. Por ejemplo, la Ciudad de México que ves en ‘Oso Polar’ no es la que ves en las películas convencionales”, comentó.

Sostuvo que si bien estos métodos responden a la falta de presupuestos, también permiten libertad creativa. “Nosotros nos fuimos a meter donde nos dio la gana y justo eso sucede hoy en día con estas nuevas maneras de hacer cine”.

En este tenor, el reconocido cineasta Michel Franco coincidió con Tobar al afirmar que esta democratización de las herramientas para los productos audiovisuales muestran nuevas caras, es decir, vemos nuevos cineastas y con ello mayor diversidad de historias.

“Si yo tuviera 20 años definitivamente estaría haciendo cortos y demás producciones con cámaras pequeñas”, indicó el cineasta, quien es jurado del festival SmartFilms, que llega a México bajo el lema “dar voz a quienes no la tienen”.

“Es impresionante la maravilla que es tener un iPhone porque grabas en 4K y al pasarlo a la pantalla de cine no se nota que la película fue hecha con un celular”, agregó.

Sin embargo, el director de películas como “Las hijas de Abril” y “Después de Lucía” puntualizó que una cosa es filmar con cualquier cámara y otra cosa es pensar en cine, porque más que el tamaño con el que filmes, importa la historia que vas a contar.

“La democratización del medio permite que si tienes menos recursos o una cámara más pequeña puedas hacer un producto audiovisual, pero es importante tener un buen guión”, agregó.

A propósito de los buenos guiones y el talento, Franco mencionó el trabajo de Steven Soderbergh, quien filmó “Unsane” con un iPhone en sólo siete días. “Aunque el pudiera filmar en cualquier formato decidió hacerlo con un dispositivo móvil porque dijo: Prefiere la libertad que le da un iPhone”.

Creo que hablar de cine es una cuestión de lenguaje, más no de la herramienta que utilizas para filmar. “Creo que no porque tengas una cámara más grande harás una mejor película”, concluyó.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...