Eugenia León despide Festival Internacional Cervantino número 45

“Qué bonito es cantar otra vez en la Alhóndiga… lugar de historia y de vida, porque están ustedes aquí”, dijo la cantante al público presente

Compartir:

La cantante Eugenia León y la Orquesta Sinfónica Mexiquense cerraron con broche de oro las actividades de la edición 45 del Festival Internacional Cervantino en la explanada de la Alhóndiga de Granaditas.

El lugar, que lució abarrotado fue la sede de un concierto de clase mundial, el Estado de México despidió su participación como invitado especial con la presentación de Eugenia León quien, bajo la batuta del maestro Rodrigo Macías González, fue acompañada por esta orquesta integrada por 90 jóvenes músicos.

La dupla de Eugenia León y el ensamble llevaron al público por un viaje a la cultura nacional, desde sus poetas, escritores, músicos y todo aquel que represente el devenir de la historia de México.

El concierto dio homenaje a dos grandes de la música guanajuatense, pues la Orquesta abrió la noche con el vals “Sobre Las Olas”, de Juventino Rosas; luego los aplausos abrieron escenario a Eugenia León quien inició su intervención con “El Corrido del Caballo Blanco”, de José Alfredo Jiménez.

“Qué bonito es cantar otra vez en la Alhóndiga… lugar de historia y de vida, porque están ustedes aquí”, dijo la cantante al público presente.

vino el himno del Istmo de Tehuantepec con la “Sandunga”; “Amar y Vivir”, de Consuelo Velázquez; “Yo vengo a ofrecer mi corazón”, de Mercedes Sosa; de su nueva producción discográfica “Una Rosa Encendida”, Eugenia León interpretó “Miedo”, de Leonel García; y al ritmo de “Capullito de Alhelí”, del puertorriqueño Rafael Hernández, puso a bailar al público.

Con un lleno total, Eugenia León dejo el escenario hasta que los aplausos terminaron, seguidos por la extinción de este Festival que posicionó una vez más a Guanajuato como capital de las Bellas Artes ante el mundo.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...