Ernesto Laguardia rechaza que en sus 41 años de carrera todo haya sido satisfactorio

“He tenido muchos altibajos, no todo es miel sobre hojuelas. Es una carrera muy cíclica, hay satisfacciones y alegrías, pero también tristezas y a veces mucha lucha”, expresó

Compartir:

Aunque es uno de los protagonistas de telenovela más aclamado y reconocido a nivel internacional, el actor mexicano Ernesto Laguardia aseguró que en sus 41 años de trayectoria artística no todo ha sido miel sobre hojuelas.

“He tenido muchos altibajos, no todo es miel sobre hojuelas. Es una carrera muy cíclica, hay satisfacciones y alegrías, pero también tristezas y a veces mucha lucha”, expresó.

El estelar de melodramas como “Quinceañera”, “Los parientes pobres” y “Corona de lágrimas”, entre otras, consideró que a través del tiempo la calidad y el profesionalismo de un actor son los que perduran.

Quienes los posean, dijo Laguardia, serán llamados por las televisoras de cualquier país.

“Serán aquellos que den rating, quienes puedan demostrar que un papel puede ser bien interpretado en televisión, teatro y cine. La libre competencia es un cambio de sistema, pero puede ser para bien y todos estamos intentando hacer nuestro mejor papel para dejar muy en alto al gremio y a cada uno de nosotros”.

Recién integrado a las filas de la empresa mexicana TV Azteca, donde participa en la serie “Las malcriadas” al lado de Rebecca Jones y Sara Maldonado, el actor admitió ante la prensa que al salir de Televisa, tras 40 años de trabajo, fue difícil.

“Te impresiona, es otra forma de vida. Pero pronto empiezan a presentarse ofertas de trabajo. En Imagen TV hubo la oportunidad de estar trabajando y me abrieron la puerta en TV Azteca, por lo que me siento honrado y agradecido. Me desempeño al cien por ciento para seguir manteniendo mi papel y mi posición”.

Opinó que los espectáculos es un mundo cambiante y nunca hay que oponerse a él.

“Hay que adaptarnos para ser mejores, para crecer. Los que podamos hacer eso, seremos quienes sobreviviremos. El medio se está depurando en muchos aspectos y es como un ciclo, como todo en la vida.

“Hay que tomar conciencia para hacer nuestro mejor papel y no dormirnos en nuestros laureles, sino demostrar que realmente podemos con nuestros papeles, que somos profesionales”, subrayó.

El actor, añadió, debe llegar a tiempo a sus llamados y haber estudiado su libreto. En su caso, continúa preparándose, yendo a clases y actualizándose, pues desea dedicarse a la actuación por el resto de su vida.

“Poca gente hace día con día lo que le gusta y hay que responder, todo cambio es para bien”, concluyó.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...