El clavadista Rommel Pacheco también quiere ser actor

Se retirará de las competencias en 2020, tras los Juegos Olímpicos de Tokio

Compartir:

Además de participar como bailarín en el programa de televisión “Mira quién baila”, el galardonado clavadista mexicano Rommel Pacheco, también anhela convertirse en actor.

“Quizá no me dedicaría al ciento por ciento en la actuación, pero no me niego a actuar. Si me invitan a realizar algunas escenas, por supuesto que las hago. Si no me afecta, me gusta y me aporta, ¿por qué habría que decir que no? A lo mejor pronto me ven en ‘La rosa de Guadalupe’”, declaró el afamado deportista.


A partir del 29 de julio próximo, Rommel Pacheco, que recién ganó medalla de oro en el trampolín sincronizado en los Juegos Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2018, al lado de Jahir Ocampo, y presea de oro en trampolín de 3 metros, mostrará sus mejores pasos de baile para beneficiar a los afectados por el sismo de septiembre de 2017.

“Ganar es a lo que me dedico, tengo una mentalidad muy competitiva y vengo con el propósito de triunfar. Me interesa que la gente me conozca un poquito más, que mi ejemplo haga que los niños apuesten por hacer deporte y que las familias se unan los domingos frente a la pantalla”, expresó Pacheco en entrevista con Notimex.

“Si mi participación no le afecta a nadie, si me aporta y además contribuyo para ayudar a que se puedan donar casas a las víctimas del sismo que aún no han recuperado su hogar, lo voy a hacer, eso es lo importante”, destacó.

Admitió que bailar es un reto muy difícil, pues solo muestra sus pasos de baile en algún evento social, en la boda de la prima o en los 15 años de la sobrina, pero jamás lo ha hecho de manera profesional.

“Sí me preocupa hacerlo bien porque al irme a los Juegos Centroamericanos, tuve poco tiempo para ensayar. En la primera clase dije: ‘¿Qué hago aquí?’, pues no me salía nada. No es lo mismo aventarse tu paso charanguero y dos o tres movimientos de cadera, que estar bailando una coreografía”.

Son infinidad de pasos, giros y cargadas que el clavadista de 32 años debe aprenderse con su compañera de baile.

“Debo marcarlos al ritmo de la música y hay momentos en que me dicen que debo sonreír. En fin, son muchos detalles que tengo que aprender en pocos días. Es complicado, es muy difícil, pero lo voy a lograr.

“Soy el único que no viene del medio artístico, muchos de mis compañeros tomaron clases de canto, baile y actuación para su preparación en general, yo solo fui príncipe del carnaval en segundo de primaria y no hacía otra cosa que saludar a la gente; sin embargo, es un reto que afrontaré con lo mejor que tengo, aunque me cueste”.

Consideró que la gente será quien decida si se identifica con él o no. No obstante, también desea divertirse y disfrutar.

“A eso vinimos a la vida, no tengo por qué amargarme si el jurado (Joaquín Cortés, Dayanara Torres y Lolita Cortés) me descalifica”.

“Soy un hombre de disciplina y trabajo. Sí estoy nervioso porque me estoy saliendo de mi zona de confort, no es algo a lo que yo me dedique, pero lo voy a hacer. Estoy acostumbrado a que los jueces me critiquen, que escaneen cada movimiento que hago”.

Rommel Pacheco consideró que participar en “Mira quien baila” le servirá en su entrenamiento como deportista de alto rendimiento.

“Los clavados son de mucha técnica, de ritmo, de soltura. El trampolín es como si fuera tu pareja, no puedes pelear con ella, no puedes llegar y golpearla, tienes que ir con el ritmo para poder brincar. En la plataforma los movimientos son muy apresurados y en el trampolín necesitas un ritmo igual que en el baile, esto es preparación”.

Aunque no tiene un género favorito, señaló que le gusta la salsa, el merengue y el reggaetón.

Para involucrarse en el certamen televisivo que produce Reynaldo López, el clavadista asegura que no descuida la parte deportiva, pues está de vacaciones y será en marzo de 2019 cuando tenga a la vista una nueva competencia internacional.

“Por lo regular nos dan tres semanas o un mes para descansar. En ese tiempo, tengo que mantenerme en forma haciendo gimnasio u otro tipo de rutina física, así que estar en ‘Mira quién baila’, me ayudará en eso”.

Aunque no existe un límite de edad para ser clavadista profesional, Rommel Pacheco informó que después de los Juegos Olímpicos de Tokio en 2020 se retirará de las competencias.

“Quiero irme cuando cumpla los 34 años, creo que es una buena edad, ni viejo, ni joven. Además, anhelo que suceda después de ganar el oro en los Olímpicos, en el mejor momento. Quiero decirle a México: ‘Gracias, me retiro contento, satisfecho y feliz’”.

Al concluir su carrera, mencionó que le gustaría apoyar al deporte, pero no como entrenador, sino como dirigente. Asimismo, ejercería su licenciatura en Administración y la maestría en Capital Humano que está por concluir.

“Si me ofrecen un cargo público para motivar a que más gente haga deporte, claro que lo acepto, quiero que la vida me vaya llevando por diferentes caminos”, concluyó.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...