Diego Cohen intenta con exorcismos fílmicos atrapar a la audiencia

Filmada en 2017 y protagonizada por Eduardo Noriega, Lumi Cavazos, Arantza Ruiz, Nicolasa Ortiz Monasterio, Omar Fierro y Eivaut Rischen, la cinta está previsto que se estrene a fines de año.

Compartir:

El cineasta mexicano Diego Cohen volverá a poner al público al filo de sus butacas con su nueva película La marca del demonio, en la que abordó el tema del exorcismo desde un punto muy particular.

Filmada en 2017 y protagonizada por Eduardo Noriega, Lumi Cavazos, Arantza Ruiz, Nicolasa Ortiz Monasterio, Omar Fierro y Eivaut Rischen, la cinta está previsto que se estrene a fines de año.

En entrevista con Notimex, Diego compartió que no se trata de una historia más de terror sobre exorcismos, ya que si bien sí es el tema, su largometraje aborda las posesiones “desde un punto de partida muy particular”.

“La mitología que utilicé para contarla no se agarra del lugar común al que estamos acostumbrados en el exorcismo, la religión, lo abordo desde otra perspectiva, es una película única”, insistió sin ofrecer mayores detalles para evitar “spoilers”.

La marca del demonio se filmó en varias localidades de la Ciudad de México, incluidas algunas iglesias, y sigue a “Tomás” (Noriega), un sacerdote que no ha sido aprobado por el Vaticano, por lo que trabaja de forma clandestina.

“La película está programada para estrenarse en noviembre de este año en salas. Estoy decidiendo en qué festival van a ser las premieres, Fantastic Fest para la premier mundial, y Mórbido para México”, compartió.

Tras su corrida en festivales y estreno en el cine, la película llegará a una plataforma de streaming, adelantó el director, quien actualmente tiene en ese sitio su cinta Romina, cuya inspiración surgió del caso de “Los Porkys”, de Costa de Oro, de Veracruz.

Por otra parte, Cohen impartirá en los próximos días en la Ciudad de México, junto a Alex Zuno, Iria Gómez, Lucía Carreras, Sebastián Hofmann y Emilio Portes, el Curso de Dirección Actoral, que buscará acercar a los actores, en su proceso de formación, con reconocidos cineastas.

“Interesante propuesta, yo siempre he tenido un interés particular en participar en la formación de las siguientes generaciones tanto de actores como directores, aquellas personas que siguen nuestros pasos y van a ser los siguientes responsables de la industria cinematográfica nacional”.

Para asistir, el también realizador de Amaneceres oxidados y Luna de miel recomienda ser disciplinado, profesional y tener un gusto enorme por la actuación, “creo que esos son los requisitos indispensables para poder acercarse a la industria y desenvolverse de forma exitosa”.

Sobre Diego Cohen

El director de 35 años trabaja de forma independiente desde su debut en el cine en 2010, año en el que estrenó Amores oxidados, protagonizada por Ari Birckman, Alan Chávez, Armando Hernández y Ximena Romo.

En 2014 presentó Perdidos, filme de horror (género que ya no soltaría) que cuenta la historia de cuatro estudiantes que realizan un documental en un edificio abandonado y de quienes no se sabe nada excepto lo que quedó grabado en su equipo mientras rodaban su misteriosa película.

Desde entonces se convirtió también en invitado recurrente de los festivales del género y para 2015 dio a conocer Luna de miel. Él mismo ha escrito, producido y distribuido sus propios proyectos.

Por otra parte, en 2017 se involucró en México bárbaro II, enfocado en el horror (cuenta las leyendas y tradiciones más macabras del país), y participó en el cortometraje Paidós Phobos.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...