Comedia de Ventura Pons cierra el 32 Festival Internacional de Cine en Guadalajara

Compartir:

Basada en hechos reales, la comedia “Sabates Grosses”, de Ventura Pons, será la encargada de dar la bienvenida a Cataluña, comunidad invitada de honor de la 33 edición del Festival Internacional de Cine en Guadalajara (FICG).

A unas horas de que concluya la edición 32 del encuentro fílmico, Ventura Pons comparte su satisfacción por estrenar a nivel mundial esta cinta en Guadalajara, un festival que dijo disfruta mucho por la calidad de sus películas pero también porque le da la oportunidad de reencontrarse con viejos amigos.

El cineasta español detalló que “Sabates Grosses” es una comedia basada en hechos reales sobre temas que vivió durante 25 años en el edificio que habitaba, el cual es llamado “La casa de los columpios”.

“Ahí había de todo, desde un banco que estafó a todo el mundo y donde van a protestar; hasta apartamentos en los que estaban escondidos los agentes secretos del gobierno español. También había un diputado de izquierda que se peleaba con su mujer y parecía que iba a bajar la sangre, así como un señor que fue a dar a la cárcel por estafador. De todo esto he hecho una comedia”, compartió el cineasta.

De acuerdo con Pons, este guión lo escribió en 15 días porque “cuando juegas en campo propio” es más rápido. Interpretada por actores profesionales, la cinta está hablada en catalán, castellano, inglés, alemán y ruso.

Respecto a su decisión de estrenar en Guadalajara, refirió que además de tener una estrecha amistad con el director del FICG, Iván Trujillo, “es un festival muy humano que presenta muy buenas películas y tienes tiempo de estar con los amigos”.

Expuso que contrario a lo que se piensa de festivales tan grandes como Toronto o Berlín, que todo es muy programado y sales de una sala y vas a otra, “allí ves a la gente y tienes que correr, hasta he visto que se pelean por entrar a una sala, mientras que aquí hay tiempo, por eso es un festival fantástico desde Alaska hasta la Patagonia”.

Por otro lado, el director de películas como “¡Oh, qué joya!” y “Año de gracia” lamentó la situación que vive el cine en España, donde no hay presupuestos para levantar los proyectos.

Sin embargo, dijo, “lo que más me gusta en la vida es hacer cine y me siento privilegiado porque hay quienes podemos trabajar en una cosa que nos gusta y encima ganarnos la vida”.

Pons, quien este año podría estrenar otra película en el Festival de Cannes, compartió que él piensa que el cine es un arte industrial, eso es miel sobre hojuelas, pero hay quienes siguen pensando que “o haces dinero o haces arte (…) y yo hago las dos cosas”.

 

Compartir: