Armando Ramírez, cronista que rescató la identidad de la barriada

Compartir:

El cronista Alfonso Hernández y el actor Carlos Chávez destacaron la obra del escritor Armando Ramírez, fallecido ayer a los 67 años, por defender y rescatar la identidad de la barriada, así como su aportación a la cultura popular urbana.

Durante el homenaje de cuerpo presente que se le rindió a Armando Ramírez en el Centro de Creación Literaria “Xavier Villaurrutia”, Hernández, integrante de la Asociación de Cronistas de la Ciudad de México, mencionó que su obra fue un paradigma.

“A partir de los años 70 y de su cuento Ratero, que después se convirtió en Chin chin el teporocho, Armando hizo un rescate de todo lo que es el habla y la identidad de la barriada”, expresó en entrevista con Notimex.

Refirió que el cronista urbano también fue miembro fundador del grupo Tepito Arte Acá, que durante 12 años sirvió para defender el barrio frente a un programa de sustitución de vecindades.

Su obra ha sido un rescate muy interesante, dijo, contrario a lo que es la “fayuca cultural”, y resaltó el habla, la identidad y la barriada, esa que se la sigue ‘rifando’, que sigue dando muestras de la esencia de lo mexicano.

“Así como Chava Flores se convirtió en el cronista musical de México, Armando Ramírez ganó un lugar como cronista de la cultura popular urbana, porque él estuvo siempre del lado de los pueblos y barrios originarios”, subrayó el cronista Hernández.

A su vez Carlos Chávez, quien protagonizó la película Chin chin el teporocho, filmada por el cineasta Gabriel Retes y basada en la novela homónima de Armando Ramírez, consideró que la vida del escritor y del actor siempre van paralelas.

“Conocí al cronista y amigo Armando Ramírez antes de que se filmara la película, por la formación de Tepito Arte Acá, porque formé parte de este colectivo, y fuimos caminando por esos rumbos porque también hicimos la obra de teatro de Chin chin el teporocho”, recordó el actor.

Relató que haber trabajado en la película del realizador Retes fue una maravilla, pues el barrio participó de manera activa, sin ningún problema, ya que los tepiteños los ayudaron y apoyaron en todo.

“Recientemente se exhibió el filme en la Cineteca Nacional, y al término de la proyección realizamos un tipo conversatorio con el director Retes y se recordó todo lo que pasó, pero me gustaría que se volviera a programar para echarla a andar, porque es una obra que vale la pena volver a verla”, indicó.

Carlos Chávez manifestó que Armando Ramírez acompañó las filmaciones en Tepito, porque él fue “nuestro contacto con el barrio, porque tenía contacto vivo con los tepiteños y por eso funcionó la película, porque él nos conectaba”.

Compartir:
Comentario anónimo
Comentar vía Facebook

is loading comments...